LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Domingo, 04 de diciembre de 2022

triunfo

LA PALABRA DEL DÍA

Llegada en triunfo a Roma de un general victorioso

triunfo

Proviene del latín triumphus. Esta palabra se pronunciaba antiguamente en español como trisílaba, rompiendo el diptongo, pero finalmente prevaleció la pronunciación actual.

El triumphus, título concedido por el Senado romano, era el más alto honor que podía pretender un jefe militar. Los aspirantes debían probar a los senadores que habían sido proclamados imperator por sus soldados, que habían matado a cinco mil enemigos en una batalla y que habían dirigido en forma personal a sus hombres.

Si se le concedía este honor, el militar era objeto de una ceremonia de triumphus; pero si el Senado consideraba que sus méritos eran insuficientes para esta distinción, podía concederle una ovación. Ambos honores surgieron a partir de las fiestas dionisíacas, un homenaje a Dioniso, el dios griego del vino, Baco en la mitología romana, de ahí, que las dionisíacas se llamaran en Roma bacanales.

Se cree que la palabra latina triumphus se formó a partir del griego thryambos, un himno en homenaje a Dioniso, mientras que ovación nos llegó como evolución de ovare ‘estar contento’, ‘sentir orgullo’, vocablo derivado del griego euazein ‘gritar de alegría’, formado, a su vez, a partir de la interjección euoi, que se solía usar en honor a Dioniso. Esta interjección se mantiene en varias lenguas modernas, como el portugués de Brasil, donde evoé es un grito de alegría pronunciado en situaciones de triunfo o de júbilo, como por ejemplo, en Carnaval.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Restos del antiguo esplendor de la Ciudad Eterna

esmaído, da

Del francés antiguo esmaiier ‘espantarse, desfallecer’, de donde viene también desmayar).

1. adj. Triste, acongojado.

Mucho fueron enel castiello espantados e esmaídos de aquel fecho. Otas de Roma, p. 95.

 

 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

Cómo se dice "Yo veí a Juan" o "Yo veía a Juan".

Si desea emplear el tiempo pretérito perfecto simple: Yo vi a Juan. Si, en cambio, necesita usar el pretérito imperfecto: Yo veía a Juan. Para la conjugación de los verbos puede recurrir a dle.rae.es. Allí, en la entrada de cada infinitivo, encontrará la conjugación completa marcando la casilla: conjugar.

EL LATÍN DEL DÍA

Lucrum sine damno alterius fieri non potest.

No puede haber ganancia de uno sin detrimento de otro (Publilio Syro).

Fecha de envío: 
Miércoles, 27 de julio de 2022