LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Viernes, 30 de julio de 2021

ovación

LA PALABRA DEL DÍA

Entrada en “triumpho” a Roma de un general victorioso

ovación

Los romanos tenían diversas clases de homenajes para los homenajes a sus guerreros e incluso a los gladiadores. La ovatio se otorgaba a quienes obtenían un triunfo menor, como derrotar al rival en el Coliseo sin derramar sangre, o al que obtenía una victoria militar no demasiado importante.

Pero ¿por qué se llamaba ovatio? Al agraciado con este homenaje se le reconocía el derecho de entrar a Roma a caballo y de sacrificar una oveja (en latín ovis). En cambio el que alcanzaba una victoria importante, obtenía el derecho a otro homenaje que era el triumpho: podía entrar triunfalmente a la ciudad en un carro y sacrificar un toro para expresar su gratitud a los dioses.

La voz ovación parece haber entrado al castellano por vía culta en el siglo XVI. Las primeras menciones que figuran en el Corpus Diacrónico del Español corresponden al escritor y humanista español Pedro Mejía (1540):

Usávase también en Roma otra manera de rescebimiento solemne, que era menos que triumpho, a quien llamavan ovación; el qual se dava por las victorias, según dize Aulo Gelio, quando faltava alguna de las calidades que tenemos dicho que se requerían por el triumpho.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

ire / vadere /uadere

Del latín ire y de vadere.

1. intr. Ir de un lugar a otro. Lo mismo que uadere y vadere.

[…] euntes [qui ban ido]. Gl. sil. (900-1000).

2. Irse, abandonar un lugar.

[…] ut vadant cum illa potestate ad Berveia. S. Martín de la Cogolla (996-1020). Lapesa (2003).

3. Acudir.

 […] non uadant in hoste neque caualcata. Summo Porto (1108).

4. Dirigirse un camino hacia un lugar.

[…] una serna qui est sub kareira que uadi de Kastrello. Monzón de Campos (938). Orígenes. Lapesa (2003).

♦ Nótese que algunos modos y tiempos modernos del verbo ir se formaron a partir de ire (iré, irían, iremos), mientras que otros los hicieron a partir de vadere / uadere (vayan) y también los hay del verbo ser (fueron, fuesen). Curiosamente, ocurrió algo semejante en la lengua inglesa con el verbo to go y el hoy desaparecido to wend.

EL LATÍN DEL DÍA

nulla virtus solitaria.

Ninguna virtud se da en forma aislada. Es una máxima basada en el pensamiento platónico-aristotélico, según el cual todas las virtudes se relacionan entre sí.

Fecha de envío: 
Viernes, 9 de abril de 2021