Domingo, 28 de noviembre de 2021

mina

Etimología - El origen de la palabra: mina

Proviene de la lengua celta y llegó a nosotros a través del francés mine y éste, del galo mina, formado a partir del celta primitivo mein, que hasta hoy se ha mantenido intacto en irlandés, con los significados de ‘mina’, ‘minería’ y ‘mineral’, así como en el galés mwyn. En la lengua de Oc, hablada en el sur de Francia (Languedoc), la palabra adoptó la forma mena, hoy usada en español para designar al hierro bruto tal como sale del yacimiento. Mena está en el origen de vena y de su derivado venero cuando se refieren al filón metálico de una mina.

A partir del siglo XV, se usaron explosivos militares en la tarea de excavar minas y, por esa razón, la palabra mina se usó también para designar esos artefactos. Ése también es el origen de minar, con el sentido de ‘socavar’ o ‘zapar’, ya que en las guerras de aquella época, los explosivos se usaban para socavar (minar) fortalezas y castillos enemigos. Por lo tanto, de ahí deriva el nombre de las minas terrestres, que han provocado miles de muertes y mutilaciones de inocentes en numerosos países en los que las guerras terminaron, pero los artefactos de destrucción siguen causando daño, a veces durante décadas.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.