Domingo, 28 de noviembre de 2021

globalización

Etimología - El origen de la palabra: globalización

Se ha dado el nombre de globalización a la tendencia de las empresas y de los mercados a extenderse, alcanzando una dimensión mundial que sobrepasa los límites de las fronteras nacionales.

Esta palabra, que hace diez años no figuraba en ningún diccionario, hizo una rápida carrera a partir de los años noventa, con el surgimiento de un mundo monopolar, el auge de las telecomunicaciones y la interdependencia de los mercados, mayor que nunca antes en la historia. Muchos creen que la globalización es un fenómeno surgido en los últimos años del siglo XX; pero para otros no es más que la internacionalización de los mercados que se observa desde la segunda mitad del siglo XIX, ahora expandida al máximo.

Otros afirman que se trata de una mala traducción de la palabra inglesa globalization. En efecto, la voz inglesa proviene de global, que se traduce al español como ‘mundial’; de modo que globalization no significa otra cosa más que ‘mundialización’, vocablo que habría sido mucho más adecuado en nuestra lengua. Curiosamente, fueron los franceses, en general celosos defensores de su lengua ante la penetración de palabras inglesas, los primeros en sustituir el término mondialisation por globalisation.

Sin embargo, el sociólogo catalán Manuel Castells prefiere reservar ‘mundialización’ para referirse al proceso de internacionalización del comercio que se inició en el Renacimiento entre los siglos XV y XVII, y el término globalización para designar el fenómeno que hizo eclosión en las postrimerías del siglo XX, con la configuración del mundo como un mercado único, en el cual cada fenómeno recibe una respuesta mundial en tiempo real.

Algunos pretenden establecer que la globalización es el aspecto económico de la mundialización, entendida ésta como un fenómeno más general, pero tal discriminación es tan poco útil como escasamente utilizada.

Globalization se formó, pues, a partir de globe, aplicado al globo terráqueo, palabra que el inglés tomó del latín globus ‘bola’, ‘esfera’. En español, el término ya era usado en tiempos de Cervantes para referirse a la esfera terrestre, como vemos en estas palabras del Caballero de la Triste Figura:

[...] porque de trecientos y sesenta grados que contiene el globo, del agua y de la tierra, según el cómputo de Ptolomeo, que fue el mayor cosmógrafo que se sabe, la mitad habremos caminado, llegando a la línea que he dicho.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.