Martes, 21 de septiembre de 2021

baño María

Etimología - El origen de la palabra: baño María

En la Antigüedad, cuando el trabajo de los médicos se limitaba casi siempre a atender a los poderosos y a los personajes de la corte, las hechiceras o curanderas, con sus conocimientos rudimentarios mezclados con creencias y supersticiones, eran la única alternativa para atender la salud de la mayor parte de la población.

Las más famosas tenían sus propias recetas, como ocurrió en Alejandría con una curandera judía llamada María, que fue la primera en usar agua hirviente para calentar o derretir los ingredientes de sus recetas. Con tal fin, los colocaba en un recipiente que luego era introducido dentro de una olla llena de agua hirviente, lo que permitía que los componentes se calentaran a una temperatura que jamás podría pasar de los cien grados centígrados, como probablemente intuyó María.

En poco tiempo (lo que en términos de la Antigüedad puede significar algunas décadas o hasta siglos), este procedimiento se hizo popular en toda Europa, bajo el nombre en latín de balneum Mariæ, que en castellano se convirtió en baño María, y fue adoptado más tarde para las misteriosas fórmulas de los alquimistas y para las recetas de las cocineras.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.