Domingo, 28 de noviembre de 2021

balcón

Etimología - El origen de la palabra: balcón

Cuando invadieron Europa occidental, los pueblos germanos se asimilaron rápidamente a las tierras conquistadas, asumiendo su religión, costumbres e idiomas, pero dejaron en ellas la impronta de sus lenguas, como ocurrió en Italia, en España y en Francia.

En la Península Ibérica, el nombre germánico Fridenandus, formado por frithu ‘paz’, ‘alianza’ y nanth ‘osado’, ‘atrevido’, dio lugar al españolísimo Fernando; Rodericus, a Rodrigo, y Gundisalvus, a Gonzalo.

En Italia, los godos, que se establecieron en el norte, en la región del valle del Po y se llamaron longobardos, dieron su nombre a la Lombardía e impusieron allí palabras como balko ‘viga’ (en el alemán actual, Balken), de la cual se derivó balco ‘tablado’ y, más tarde, balcone, que dio lugar a nuestro balcón.

Los longobardos pronunciaban la b con fuerza, como consonante explosiva, lo que produjo también en italiano palco, de donde se derivó palco, que en español denota ‘un espacio en forma de balcón para los espectadores de un teatro’ y en portugués es equivalente de nuestro ‘escenario’.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.