Jueves, 24 de septiembre de 2020

azorado

Etimología - El origen de la palabra: azorado

El azor es un ave de rapiña diurna muy temida por otros pájaros menores, que quedan azorados al verse atacados por una de ellas, o sea, se sienten incapaces de actuar y de reaccionar. Un ejemplo del uso de azorado aparece en la única novela escrita por Mariano José de Larra, El doncel de don Enrique el doliente:

Retiróse Hernando, obediente a las indicaciones de su señor, y con él el terrible alano, a cuya vista se había detenido algún tanto el azorado paje en el dintel de la puerta.

Algo semejante a lo que ocurre con el ave azorada es lo que sucede con la que es atacada por el milano: se siente amilanada. Tanto azorado como amilanado se aplican también a personas que no saben qué hacer al verse objeto de un ataque o al sufrir una situación adversa.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.