Viernes, 30 de julio de 2021

Una “bacteria buena” en el intestino de un recién nacido equivale a mayor cognición y habilidades lingüísticas

19/07/2021

Lo que ocurre en el estómago puede afectar al cerebro, según una investigación de la Universidad de Alberta que relaciona una especie de bacterias intestinales con la mejora de la cognición y las habilidades lingüísticas de los niños.

La investigación dirigida por la universidad hizo un seguimiento de más de 400 bebés del estudio de cohorte CHILD en su sede de Edmonton, y descubrió que los niños con una composición bacteriana intestinal alta en bacteriodes al año de edad tenían una cognición y unas habilidades lingüísticas avanzadas un año después, según un comunicado de prensa de la universidad.

"Es bien sabido que los niños de sexo femenino obtienen puntuaciones más altas (a edades tempranas), sobre todo en cognición y lenguaje", dijo Anita Kozyrskyj, profesora de pediatría de la universidad canadiense e investigadora principal del laboratorio SyMBIOTA (Sinergia en la Microbiota). "Pero cuando se trata de la composición microbiana del intestino, fue en los bebés varones donde vimos esta conexión obvia entre los bacteroides y las puntuaciones mejoradas".

"Las diferencias entre la microbiota intestinal masculina y femenina son muy sutiles, pero sabemos por los datos del estudio de cohortes CHILD que las niñas, a edades tempranas, son más propensas a tener más de estos bacteroides. Así que quizás la mayoría de las niñas tienen un número suficiente de bacteroides y por eso tienen mejores puntuaciones que los niños".