Jueves, 16 de septiembre de 2021

Un mapeo de los orígenes de la lengua hawaiana revela una nueva teoría sobre la migración polinesia a Hawái

09/09/2021
Por Kuʻuwehi Hiraishi

Costa de las islas Salomón

Nuevas investigaciones sobre los orígenes de la lengua hawaiana están suscitando un debate sobre la teoría largamente sostenida en la migración polinesia de que las islas fueron colonizadas desde Sāmoa.

Una nueva investigación lingüística llevada a cabo por el profesor de lengua hawaiana de la Universidad de Hawáii (UH), William "Pila" Wilson, sugiere que los pobladores originales de las islas hawaianas no procedían de Samoa, sino de pequeños atolones de baja altitud situados a las afueras del Triángulo Polinesio, cerca de las islas Salomón.

Un profesor de lengua Hawáiana de la Gran Isla descubrió pruebas lingüísticas para una nueva teoría: que los primeros habitantes de Hawái podrían haber migrado desde una pequeña cadena de atolones de coral más cercanos.

La interpretación convencional de la migración polinesia a Hawái es que las islas fueron colonizadas desde Sāmoa a través de las Islas Marquesas.

Durante unos cincuenta años, la interpretación convencional de la migración polinesia a Hawái fue que las islas se asentaron desde Sāmoa a través de las Marquesas, a más de 2000 millas al sur de aquí. Pero el profesor de lingüística de la UH, William "Pila" Wilson, dice que su investigación revela una nueva teoría.

Wilson afirma que los colonos de la Polinesia Oriental procedían de pequeñas islas periféricas de la Polinesia, como Takuu. Navegaron directamente hacia el este hasta las islas Fénix, Line y Marquesas, antes de migrar por toda la Polinesia Oriental.

La investigación de Wilson, publicada este verano en la revista Oceanic Linguistics, traza un desarrollo paso a paso de las lenguas de la Polinesia Oriental ―incluido el hawaiano― a partir de las lenguas ancestrales habladas en los extremos.

"ʻO ka poʻe o ka ʻākau o ka paeʻāina Line Islands ʻo ia nā kūpuna o ka ʻōlelo Hawáiʻi, ka poʻe o nā Line Islands o ka hema ʻo ia nā kūpuna o ka ʻōlelo Tahiti, Rarotonga, a me ka Māori o Aotearoa. A ʻo Nuʻuhiwa ʻo ia ka poʻe kupuna o Rapa Nui".

Wilson afirma que los habitantes de las Islas de la Línea Norte (incluyendo la isla Teraina y el atolón Kiritimati) son los ancestros de la lengua Hawáiana. Los de las islas de la Línea Sur son los ancestros de las lenguas tahitiana, rarotonga y maorí. Y los de las Marquesas son los ancestros de la lengua de Rapa Nui.

Wilson propuso por primera vez esta teoría en 1985, pero había dudas de que los atolones pudieran ser fuentes de poblaciones importantes. El profesor de lingüística de la UH Manoa y experto en lenguas austronesias Bob Blust admite que solo recientemente ha llegado a aceptar la teoría de Wilson tras examinar las pruebas.

"Lo que ha hecho es demostrar que hay ciertos cambios que comparten exclusivamente las lenguas dentro de la Polinesia Oriental. Y no sólo dentro de la Polinesia Oriental en su conjunto, sino que ha conseguido una nueva subagrupación de las lenguas polinesias orientales dentro de la Polinesia Oriental", dice Blust. "Habría que encontrar un conjunto de pruebas tan sólido como el que ha presentado ahora, y es bastante sólido".

Las últimas investigaciones de Wilson identifican más de 200 cambios lingüísticos que comparten exclusivamente estas islas polinesias periféricas y la Polinesia Oriental, pero no Samoa.

Matthew Spriggs, catedrático emérito de Arqueología de la Universidad Nacional de Australia, afirma que la investigación de Wilson respalda las pruebas arqueológicas sobre la cultura material y las pautas de migración en el Pacífico.