Martes, 28 de septiembre de 2021

Un diputado de Macron pide que el abandono del inglés sea la “máxima prioridad” de la presidencia francesa de la UE

05/07/2021

El presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel

Jean-Baptiste Lemoyne sugirió que Francia aprovecharía su inminente presidencia de la UE para dar una vuelta de tuerca, con Clement Beaune, ministro de Europa del país, instado a hacer lo mismo. El uso del inglés como una especie de lengua franca dentro del bloque, y en particular dentro del Parlamento Europeo, es cada vez más controvertido, especialmente desde el Brexit.

Los críticos creen que no es necesario utilizar el inglés por defecto, y sostienen que, en su lugar, los eurodiputados deben hablar en su lengua materna y el equipo de lingüistas del Parlamento debe traducir en función de las nacionalidades de los que escuchan.

El eurodiputado de En Marche, Jean-Baptiste Lemoyne, dijo ayer en un discurso que “Francia asume la presidencia del Parlamento Europeo”: “Francia asume la presidencia de la UE y con Clement Beaune queremos que este tema sea una prioridad absoluta”.

“La lengua francesa debe tener un mejor lugar en las instituciones europeas, pero no sólo el francés, también otras lenguas”.

Refiriéndose a los rudimentarios conocimientos de inglés que, según él, tienen muchos eurodiputados, Lemoyne añadió: “No podemos alegrarnos de utilizar sólo 500 palabras de inglés, de un globish, de un esperanto incomprensible”.

Lemoyne no es el primer eurodiputado que se manifiesta en contra del estatus del inglés en la UE. El año pasado, Jordan Bardella, eurodiputado del partido derechista francés Agrupación Nacional, argumentó que el inglés debería perder su estatus “desde que Irlanda declaró el irlandés como su lengua oficial y Malta eligió el maltés”.

En una pregunta escrita, preguntó: “¿Cuál es la posición de la Comisión sobre la cuestión de mantener el inglés como lengua oficial de la Unión Europea?

“¿Estaría la Comisión a favor de cambiar el régimen lingüístico de la UE de acuerdo con el artículo 342 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea? ¿Estaría dispuesta, por ejemplo, a proponer al Consejo la adopción de un reglamento al respecto?”

El vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, dijo que se trata de un asunto del Consejo Europeo y no de la Comisión Europea, y añadió: “El régimen lingüístico está fijado por el Reglamento nº 1/1958 por el que se establece el régimen lingüístico de la Comunidad Económica Europea, que establece, en su artículo 1, que el inglés, entre otras lenguas, es una de las lenguas oficiales y de trabajo de las instituciones de la Unión.

“Además, la Comisión desea señalar que el inglés es una de las lenguas oficiales de dos Estados miembros, a saber, Irlanda y la República de Malta”.

El año anterior, el eurodiputado francés de izquierda Manuel Bompard dijo: “Según las propias fuentes de la Dirección General de Traducción de la Comisión, en 2014 solo el 5% de los documentos de la Comisión se redactaron en francés y el 2%  en alemán, frente al 81%  en inglés”.

“Cuando se complete la retirada del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de la Unión Europea, de conformidad con el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, la lengua inglesa dejará de ser la lengua oficial de un solo Estado miembro de la UE.

“Siendo así, ¿revisará la Comisión su práctica con respecto a sus lenguas de trabajo? ¿Suprimirá el inglés de la lista y utilizará plenamente y en igualdad de condiciones el francés y el alemán?

En esta ocasión,. Sefcovic respondió: “Actualmente, las instituciones de la Unión tienen 24 lenguas oficiales y de trabajo, incluido el inglés, que es lengua oficial en Irlanda y Malta. “No hay intención de cambiar las disposiciones actuales sobre el uso de las lenguas en la Comisión”.

El ex presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, también ha cuestionado que el inglés se siga utilizando dentro del bloque, sugiriendo en 2017 que era “menos importante de lo que era”.

En declaraciones a Express.co.uk el año pasado, el Sr. Littlewood, director general del Instituto de Asuntos Económicos, dijo: “El inglés es cada vez más el idioma global del comercio y eso irrita un poco a la Unión Europea y, desde luego, irrita a los franceses”.

“La Unión Europea se enfrenta a una interesante cuestión. “¿Sigue siendo mayoritariamente bilingüe, a pesar de que los únicos hablantes nativos de inglés serán la pequeña República de Irlanda? ¿O se le levanta el dedo al mundo anglófono y se le dice “no, vamos a hacer todo en francés”?

 

(Información adicional de María Ortega)