Jueves, 25 de febrero de 2021

Traducción humana vs traducción automática

02/02/2021
Jose Callo

La necesidad de comunicarnos para fines globales ha exigido traducciones cada vez más precisas y ser capaces de llevar un mensaje a otro idioma, causando el mismo efecto que en el idioma original. La traducción automática tiene diversas aplicaciones que buscan traducir lo mejor posible los mensajes, pero ¿tienen los mismos resultados que la traducción humana?

Mary Ann Monteagudo, licenciada en Traducción de la UNIFE y docente de traducción en la UPC, explica el importante rol de los traductores. “En mis 25 años de experiencia en traducción e interpretación profesional, puedo decir que los traductores automáticos solucionan muchos problemas, pero también tienen muchas limitaciones. Quien no conoce la otra lengua, o sabiendo la otra lengua, no conoce de la especialidad del texto, puede que crea que el texto traducido esté bien. Sin embargo, si hacemos un análisis minucioso de su contenido, veremos que presenta errores a nivel de estructura de la lengua, el texto traducido sonará forzado y poco natural”, señala la especialista.

En el caso de la traducción del inglés al español, se puede notar que mantiene la estructura sajona en español. Una traducción automática presenta deficiencias de análisis sintáctico, las máquinas no suelen identificar el verdadero sujeto de la frase o las vinculaciones semánticas o sintácticas entre las distintas partes de la oración, con lo cual se generan errores en el texto. Mary Ann resalta que otro error común es que la máquina no sabe los distintos sentidos de una palabra (polisemia), no es capaz de analizar que para una misma palabra hay distintas traducciones en función del contexto, y esto genera errores en la traducción. La identificación de expresiones idiomáticas en el texto; es decir, que la máquina sea capaz de darle un tratamiento independiente a expresiones idiomáticas como un bloque en la otra lengua, sigue siendo difícil.

Estos son algunos de los múltiples errores que se pueden encontrar en una traducción automática y es importante que los usuarios lo sepan. El uso de la traducción automática es una realidad, pero para un traductor, el principal problema de trabajar con una traducción automática es que, a veces, puede costar más trabajo “arreglar” la frase que el traductor automático propone que traducir uno mismo el original. Los traductores automáticos no pueden resolver todos los problemas que la traducción real es capaz de plantear.