Lunes, 26 de octubre de 2020

Problemas en el desarrollo del lenguaje del niño: ¿a quién acudir y cómo es el tratamiento?

21/09/2020
Juan Riveros

Juguetes habitualmente usadas en las terapias para los niños con problemas de lenguaje

Ante los primeros signos de alarma en el desarrollo del lenguaje de los niños, es importante acudir a los profesionales. Ellos son los fonoaudiólogos, que en esta pandemia del COVID-19 se vieron obligados a innovar en las terapias para que los tratamientos de los pacientes no se vean afectados.

Empezamos por conocer la definición de la Fonoaudiología. Se trata de una disciplina relacionada a las Ciencias de la Salud, que abarca diversas áreas como el habla, lenguaje, la voz, audición, entre otros.

La Fonoaudiología es importante para prevenir, evaluar, diagnosticar, habilitar y/o rehabilitar alteraciones a partir del área que se encuentra afectada en todas las etapas del desarrollo del ser humano.

¿Cuándo acudir a un fonoaudiólogo?

Al respecto hablamos con la licenciada en Fonoaudiología, Amanda Acuña, quien señaló que es importante acudir a los profesionales cuando aparezcan dificultades en el habla o lenguaje que llame la atención de los padres o al notarse que el niño tenga un desarrollo distinto al de otros.

“No está bien hacer comparaciones pero existen patrones de desarrollo que debemos de tener en cuenta para saber si existe o no algún retraso”, señaló la licenciada Acuña en entrevista con HOY.

 

Signos de alarma

Entre el primer y segundo año de edad: falta de balbuceo, poca respuesta al habla o a sonidos, intentos mínimos o nulos de comunicación.

Entre los 2 y 3 años: interacción escasa, vocabulario pobre, poca reacción al lenguaje hablado de adultos y estancamiento en el desarrollo de su lenguaje.

Entre los 3 y 4 años: cuando el niño utiliza palabras sueltas o cuando parientes cercanos no pueden entender el discurso del niño.

Entre los 4 y 5 años: interacción anormal, las frases del niño no tienen más de dos o tres palabras y cuando los parientes cercanos no pueden entender más de la mitad de las palabras emitidas por el niño

A partir de los 5 años: dificultad para narrar una historia de forma coherente, dificultad para recordar y seguir instrucciones verbales y poca capacidad interactiva

La licenciada explicó que primeramente se realiza una entrevista clínica con la familia del paciente, luego se procede a la evaluación del niño y posteriormente se da el diagnóstico y elaboración del informe, con el correspondiente plan terapeútico en el caso de que se requiera.

Nuestra entrevistada indicó que las sesiones fonoaudiológicas duran aproximadamente 45 minutos y las evaluaciones normalmente se dan en más de una consulta.

Importancia de la intervención temprana

“La evolución de los niños con alteraciones en su desarrollo de lenguaje, depende del momento de la detección y el inicio del tratamiento”, precisó la licenciada Acuña.

Al respecto, enfatizó que cuando más temprano se inicie el proceso de estimulación del lenguaje, habrá un mayor aprovechamiento de la plasticidad neuronal del niño y por ende, un mejor pronóstico.

 

Cómo afectó el covid el desarrollo de las terapias

La pandemia del COVID-19 trajo a los fonoaudiologos experiencias nuevas, tanto para los terapuetas como para los pacientes.

En varios de los casos siguen con las sesiones en consultorios, tomando todas las medidas de bioseguridad. Pero, muchos de los profesionales y de acuerdo a la situación del paciente, decidieron emprender con las teleprácticas, debido a la dificultad del traslado por la emergencia sanitaria en el país.´

“No todos los pacientes pueden verse beneficiados por este tipo de terapia, es necesario tener en cuenta las características individuales de cada niño”, resaltó la licenciada.

Con las teleprácticas se se buscaron nuevas estrategias, como la utilización de recursos lúdicos a través de una videoconferencia en dónde los niños participan en actividades previamente planificadas en tiempo real.

Sobre el punto, la licenciada Acuña aseveró que los padres juegan un papel fundamental en esta nueva modalidad terapéutica, ya que los mismos se involucran en las sesiones de los niños y aplican los objetivos en el día a día.