Lunes, 25 de octubre de 2021

Ottawa reconocerá el francés como lengua oficial de Quebec

14/06/2021
Joël-Denis Bellavance

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau

(Ottawa) El gobierno de Trudeau pretende dejar sentado claramente, en la nueva versión de la Ley de Lenguas Oficiales, que el francés es la lengua oficial de Quebec, según ha sabido La Presse.

En principio, la ministra de Desarrollo Económico y Lenguas Oficiales, Mélanie Joly, debe presentar antes de que finalice la sesión parlamentaria un proyecto de ley para aplicar las líneas generales de la reforma de la Ley de Lenguas Oficiales que se dio a conocer a principios de año.

El reconocimiento formal en la ley federal de que el francés es la lengua oficial de Quebec es una medida sin precedentes por parte del gobierno de Trudeau, especialmente porque todos los gobiernos liberales anteriores han sido los primeros en defender el bilingüismo oficial en todo el país.

"El reconocimiento de que el francés es la lengua oficial de Quebec estará en la nueva ley", confirmó a La Presse una fuente gubernamental que pidió el anonimato por no estar autorizada a hablar públicamente de las intenciones del gobierno de Trudeau.

Sin embargo, la nueva Ley de Lenguas Oficiales mantendrá las obligaciones del gobierno federal para con las minorías lingüísticas oficiales, incluida la minoría anglófona de Quebec.

Las organizaciones que representan a la minoría anglófona no han ocultado su temor a que Ottawa abandone su papel histórico hacia las minorías lingüísticas oficiales. Entre bastidores, los ministros -entre ellos Mélanie Joly y el ministro de Justicia David Lametti- han mantenido numerosas reuniones con representantes de estas organizaciones para tranquilizarlos, según se supo.

La medida completará un cambio que los liberales de Justin Trudeau iniciaron el pasado otoño con la presentación del discurso de apertura de cada período parlamentario. En este discurso,, el gobierno de Trudeau reconoció que la situación del país era "particular" y que, por tanto, Ottawa tenía "la responsabilidad de proteger y promover el francés no solo fuera de Quebec, sino también en Quebec".

En concreto, el gobierno de Trudeau reconoció por primera vez que el francés estaba en declive en Quebec y que tenía que contribuir a los esfuerzos para corregir la situación. Este reconocimiento se hizo varios meses antes de que el gobierno de Legault anunciara sus intenciones de reforzar la Ley 101 en Quebec.

Próximo proyecto de ley

En su proyecto de reforma que presentó en febrero, la ministra Mélanie Joly propuso reforzar la lengua francesa decretando que los empleados que trabajen en empresas federadas, como bancos y empresas de telecomunicaciones, tengan derecho a trabajar en francés en Quebec. Además, las empresas con más de cincuenta empleados deberán comunicarse con ellos en francés si estos así lo desean.

Estas medidas también deberían incluirse en el próximo proyecto de ley. Y también se aplicarán en las regiones del país con una gran población francófona, como Nuevo Brunswick y el este y el norte de Ontario.

En los últimos meses, los liberales de Justin Trudeau han hecho numerosos gestos y declaraciones para demostrar que son sinceros en sus esfuerzos por fortalecer la lengua francesa en Canadá.

No obstante, hay que señalar que existe un amplio consenso entre los partidos políticos federales sobre la necesidad urgente de apoyar la lengua francesa. A petición del Partido Conservador, la Cámara de los Comunes llegó a celebrar un debate en primavera sobre el declive del francés en Quebec, y cada uno de los partidos pudo aportar su granito de arena.

Esto explica también que Trudeau no haya prestado atención a la intención del gobierno de Legault de añadir dos nuevos artículos a la Ley Constitucional de 1867 para reconocer que los quebequenses forman una nación y que el francés es la lengua oficial de Quebec. Así lo recoge el proyecto de ley 96, presentado por el ministro de Justicia, Simon Jolin-Barette, que pretende reforzar el proyecto de ley 101.

El apoyo de Justin Trudeau a esta medida provocó ondas de choque en todo el país. El primer ministro fue criticado con dureza por algunos expertos constitucionales, editorialistas y columnistas en lengua inglesa.

En momento en que las elecciones federales se perfilan en el horizonte, los estrategas liberales que muchos editorialistas y columnistas de habla inglesa.

Con las elecciones federales en el horizonte, los estrategas liberales planean hacer todo lo posible por evitar cualquier confrontación con el gobierno de Legault.