Jueves, 28 de octubre de 2021

Las ventajas de la traducción automática neuronal

03/10/2021

Como está ocurriendo hoy en la mayoría de las profesiones, el avance de las nuevas tecnologías viene transformando radicalmente el mundo de la traducción. La inteligencia artificial y las herramientas de traducción automática, lejos de quitar el trabajo a los traductores profesionales, se están convirtiendo en sus mejores aliados. “Hoy en día, los programas de traducción asistida son herramientas indispensables para el traductor, pues permiten ahorrar tiempo, reducir costes y aumentar el valor añadido del trabajo del lingüista”, según indican expertos del Máster Universitario de Traducción y Tecnologías de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

¿Qué es la traducción automática o machine translation? Es el proceso mediante el cual un software informático traduce un texto de un idioma a otro de manera automatizada. Debido a la complejidad y fluidez del lenguaje humano, la traducción automática es uno de los grandes retos de la inteligencia artificial.

La traducción no es una simple sustitución de una palabra por otra. Consiste en analizar e interpretar todos los elementos del texto,
saber cómo influyen unas palabras en otras y entender cuál es el sentido global del discurso. Para ello se necesitan, entre otras materias, amplios conocimientos de gramática, semántica y sintaxis de los idiomas de origen y destino.

Las primeras herramientas de traducción automática utilizaban sistemas basados en reglas, que fueron reemplazados en la década de los noventa por métodos estadísticos. Recientemente, los modelos de redes neuronales han revolucionado el ámbito de la traducción asistida dando lugar a lo que se conoce como traducción automática neuronal (NMT).

Para expertos de las UOC, estos tres sistemas de traducción automática funcionan de la siguiente manera:

– Sistemas basados en reglas. Además de diccionarios, estos métodos utilizan una combinación de reglas lingüísticas y gramaticales. Los sistemas basados en reglas pueden ofrecer traducciones coherentes con una terminología precisa cuando trabajan con diccionarios especializados.

– Métodos estadísticos.

Estos sistemas, en lugar de utilizar las reglas del lenguaje, traducen analizando grandes cantidades de datos. Pueden ser programados para materias específicas utilizando información adicional relativa al sector correspondiente. Los sistemas estadísticos suelen obtener traducciones más fluidas, aunque menos coherentes que los métodos basados en reglas.

– Traducción automática neuronal.

Se trata de una nueva tecnología que consigue que las máquinas aprendan a traducir a través de una gran red neuronal, es decir, mediante múltiples dispositivos de procesamiento integrados en un mismo motor de traducción. Este sistema es cada vez más popular entre investigadores y desarrolladores de machine translation, pues está alcanzando mejores rendimientos que los sistemas anteriores.

¿Por qué la traducción automática neuronal es el futuro del traductor profesional?
A diferencia de otros sistemas de traducción asistida, la traducción automática neuronal es capaz de entender el contexto del documento, adaptarse a la semántica de cada ámbito, tomar decisiones lingüísticas de manera autónoma y aprender por sí solos (deep learning).

Esto permite a los traductores agilizar los procesos de traducción y ofrecer resultados más fiables en menos tiempo, además de que el uso de herramientas de traducción automática neuronal ofrece múltiples beneficios al traductor profesional, entre ellas: Procesar miles de páginas de texto, reducir los tiempos de entrega, reducir los errores léxicos y gramaticales, mejorar la calidad de las traducciones, simplificar las tareas de postedición y aumentar el valor añadido del lingüista, que puede abandonar las tareas más pesadas y centrarse en aspectos más especializados como la revisión de expresiones complejas.

Sin duda, las herramientas de traducción automática neuronal son los recursos más avanzados con los que cuentan los traductores profesionales hoy en día. No obstante, hay que tener en cuenta que un traductor automático es una herramienta que por sí sola no puede ofrecer un resultado óptimo. Para obtener una traducción de calidad, es fundamental que un traductor profesional realice un trabajo exhaustivo de edición y revisión.