Martes, 28 de septiembre de 2021

Las palabras de origen castellano y su relevancia en la lengua inglesa

05/07/2021
Por Fadila Dellal

Generalmente, parte de la vida de un idioma comprende adaptar extranjerismos o hacerlos suyos. Además, el fenómeno de la globalización ha contribuido a la mezcla y adecuación de múltiples conceptos. En el caso del inglés, el castellano también ha contribuido a la constitución lingüística del idioma anglosajón.

Una de las palabras más utilizadas en Estados Unidos para asignar lugares de residencia o de ocio es ranch. Esta palabra, de obvio origen castellano, fue utilizada por primera vez en 1831.

Además, la terminología también aparece en uno de los textos literarios universales; El Quijote: "Supe que sabía muy bien arábigo, y no solamente hablarlo, sino escribirlo; pero, antes que del todo me declarase con él, le dije que me leyese aquel papel, que acaso me había hallado en un agujero de mi rancho"

Vocablos castellanos también forman parte del inglés

En términos gastronómicos,  potato también deriva de nuestro idioma. La palabra entro en vigor inglés en el año 1565 mediante la palabra batata. De forma similar ocurre con el término tomato. Se dice que la palabra es de origen castellano, aunque también con ascendencia azteca.

La fauna animal también forma parte de la mixtura lingüística. La voz alligator en referencia a los caimanes derive directamente del término lagarto. Con algunos insectos también ocurre lo mismo. La cucaracha en inglés cockroach es un vocableo que entró en el vocabulario británico en 1616, sin embargo el nombre del insecto aparece a mediados del siglo XVI, derivado de "cuca".

Otra de las palabras que posiblemente nos recuerde a nuestra infancia es stampedeEstampida proviene del castellano, lengua que la heredó de los invasores germánicos que irrumpieron en la península en el siglo V.

Por su parte, huracán llegó al inglés directamente desde nuestro idioma. Hurricane lo utilizaban los cronistas españoles para informar de las fuertes tormentas. También la vemos en portugués como furacão.

Estos son solo algunos ejemplos de las huellas que ha dejado el castellano en las más lejanas 'places...