Jueves, 25 de febrero de 2021

Las niñas son de Lengua y los niños, de Matemáticas

26/01/2021
E. P.

La brecha puede ser atribuida en parte a las diferencias biológicas entre ambos sexos

El motivo por el que existe brecha de género en estudios superiores científico técnicos se debe a la diferencia en el rendimiento académico entre las materias de Lengua y Matemáticas de ellas y de ellos, según un estudio publicado en la revista ´Papeles de Economía Española' de Funcas.

concretamente, el trabajo señala que las niñas no se decantarían por carreras técnicas porque su rendimiento en Lengua es significativamente mayor en comparación con el rendimiento en Matemáticas, mientras que ellos suelen elegir carreras más técnicas porque sus notas son mejores en Matemáticas que en Lengua, a pesar de que la diferencia entre ambas materias es menor que en el de ellas. Es decir, ellas destacan en Lengua bastante por encima de Matemáticas, cuando ellos destacan en Matemáticas pero por muy poquito en comparación con Lengua, independientemente en ambos casos de ser bueno o no con los números.

Según el autor del informe, Ildefonso Méndez, de la Universidad de Murcia, la literatura sobre el tema ha destacado princip

Según el autor del informe, Ildefonso Méndez, de la Universidad de Murcia, la literatura sobre el tema ha destacado principalmente tres teorías que podrían explicar la brecha de género en matemáticas y su evolución desde las edades más tempranas: las diferencias biológicas entre hombres y mujeres, la cultura y la competitividad.

Pero el autor destaca una nueva hipótesis explicativa que ha sido presentada recientemente por Breda y Napp (2019). Estos autores defienden que la brecha de género en rendimiento matemático no es suficientemente relevante desde un punto de vista cuantitativo como para explicar la menor presencia de mujeres en estudios y ocupaciones STEM. «Sin embargo, la combinación de las brechas de género en matemáticas y lengua sí que puede explicar la menor presencia de las mujeres en estudios y ocupaciones STEM», señala Méndez.

Breda y Napp (2019) argumentan que es la comparación del rendimiento en matemáticas y lengua de un mismo estudiante en el momento de tomar decisiones educativas la que explica la menor presencia de mujeres en estudios y ocupaciones STEM. Para demostrar su teoría utilizan una muestra de 300.000 estudiantes residentes en 64 países que participaron en PISA 2012. Sus estimaciones confirman que la diferencia entre el rendimiento de un estudiante en lengua y matemáticas es sustancialmente mayor entre las alumnas que entre los alumnos. En concreto, esa diferencia alcanza una magnitud de un 80% de una desviación estándar.

Estos autores ofrecen estimaciones a nivel de país que sugieren que, en el caso de España, un 65% de la brecha de género en intenciones de estudiar carreras STEM se debe a la mayor ventaja comparativa de las mujeres en lengua. El porcentaje correspondiente al conjunto de la OCDE es de un 81%, destacando el caso de Italia y Portugal, países en los que más del 95% de la brecha de género en intención declarada de cursar estudios intensivos en matemáticas se debe a la mayor ventaja comparativa en lengua de las estudiantes.

La brecha puede ser atribuida en parte a las diferencias biológicas entre ambos sexos

El motivo por el que existe brecha de género en estudios superiores científico técnicos se debe a la diferencia en el rendimiento académico entre las materias de Lengua y Matemáticas de ellas y de ellos, según un estudio publicado en la revista ´Papeles de Economía Española' de Funcas.

concretamente, el trabajo señala que las niñas no se decantarían por carreras técnicas porque su rendimiento en Lengua es significativamente mayor en comparación con el rendimiento en Matemáticas, mientras que ellos suelen elegir carreras más técnicas porque sus notas son mejores en Matemáticas que en Lengua, a pesar de que la diferencia entre ambas materias es menor que en el de ellas. Es decir, ellas destacan en Lengua bastante por encima de Matemáticas, cuando ellos destacan en Matemáticas pero por muy poquito en comparación con Lengua, independientemente en ambos casos de ser bueno o no con los números.

Según el autor del informe, Ildefonso Méndez, de la Universidad de Murcia, la literatura sobre el tema ha destacado principalmente tres teorías que podrían explicar la brecha de género en matemáticas y su evolución desde las edades más tempranas: las diferencias biológicas entre hombres y mujeres, la cultura y la competitividad.

Pero el autor destaca una nueva hipótesis explicativa que ha sido presentada recientemente por Breda y Napp (2019). Estos autores defienden que la brecha de género en rendimiento matemático no es suficientemente relevante desde un punto de vista cuantitativo como para explicar la menor presencia de mujeres en estudios y ocupaciones STEM. «Sin embargo, la combinación de las brechas de género en matemáticas y lengua sí que puede explicar la menor presencia de las mujeres en estudios y ocupaciones STEM», señala Méndez.

Breda y Napp (2019) argumentan que es la comparación del rendimiento en matemáticas y lengua de un mismo estudiante en el momento de tomar decisiones educativas la que explica la menor presencia de mujeres en estudios y ocupaciones STEM. Para demostrar su teoría utilizan una muestra de 300.000 estudiantes residentes en 64 países que participaron en PISA 2012. Sus estimaciones confirman que la diferencia entre el rendimiento de un estudiante en lengua y matemáticas es sustancialmente mayor entre las alumnas que entre los alumnos. En concreto, esa diferencia alcanza una magnitud de un 80% de una desviación estándar.

Estos autores ofrecen estimaciones a nivel de país que sugieren que, en el caso de España, un 65% de la brecha de género en intenciones de estudiar carreras STEM se debe a la mayor ventaja comparativa de las mujeres en lengua. El porcentaje correspondiente al conjunto de la OCDE es de un 81%, destacando el caso de Italia y Portugal, países en los que más del 95% de la brecha de género en intención declarada de cursar estudios intensivos en matemáticas se debe a la mayor ventaja comparativa en lengua de las estudiantes.