Domingo, 17 de octubre de 2021

La escritora uruguaya Mercedes Rosende conquista el mercado alemán

24/06/2021
Gera Ferreira y Alf Mayer

Mercedes Rosende: una escritora uruguaya conquista el mundo

Mercedes Rosende, nacida en Montevideo en 1958, sitúa a su Uruguay natal en el mapa literario mundial con novelas policíacas muy poco convencionales. Su heroína Úrsula, una delincuente con sobrepeso y complejos contra su voluntad, conquistó hace tiempo el corazón de muchos lectores. El tercer volumen de las novelas de Montevideo se publicará en julio; en él se aprovecha una legendaria fuga de la cárcel por parte de los tupamaros. Aquí también se entremezclan la política y la sociedad, la seriedad y la comedia, un cuadro social profundo y una narración ligera. Si se buscan novelas policíacas más allá de las prefabricadas, ésta es una buena. Hasta que se publique el tercer volumen, el 12 de julio, hay tiempo para ponerse al día con la lectura... y para esta entrevista.

 En realidad, usted es abogada, una abogada de derechos humanos para ser exactos, estudió derecho y política de integración y también fue y es activa como periodista. ¿Cómo surgió su carrera literaria?

Todavía me siento como una escritora relativamente nueva. Todo fue un poco sorprendente. En el año 2000, empecé a asistir a un taller. Eso me puso en contacto con el mundo literario. Éramos cuatro y nos reuníamos todos los miércoles con una botella de vino barato.

 ¿Quiénes?

Henry Trujillo, Ana Vidal, Pablo Silva Olazábal y yo mismo bajo la dirección de Helena Corbellini. Lo llamábamos el Taller Andino porque estaba en la calle Andina. Pero nunca diseñé una carrera literaria porque nunca me lo imaginé.

 ¿En serio?

Tampoco pensé que un día tendría un editor o que mis libros se venderían. O que alguien de otro país estuviera interesado en traducirlos y publicarlos. Un día estaba en Haití, en el aeropuerto, esperando para salir, cuando recibí un email con el asunto "Venta de derechos en alemán". El correo electrónico era de mi agente. Ese día me pellizqué el brazo más a menudo. También en los días siguientes. E incluso hoy en día a veces.

¿Qué libro era ese en ese momento?

Era Lágrimas de Cocodrilo. Y fue Unionsverlag de Zúrich, donde también publican Leonardo Padura y Claudia Piñeiro. Enseguida me sentí como en casa. La gira de lectura fue fantástica. Y me alegro de tener a Peter Kultzen como traductor al alemán.

También ganó el LiBeraturpreis con Lágrimas de cocodrilo ...

Sí, el premio del público de Litprom. Estoy orgullosa de ello. Sentí que había llegado al mundo germanohablante. Esta asociación realiza una excelente labor de presión en favor de la literatura de África, Asia, América Latina y el mundo árabe. En mi caso, ha funcionado muy bien. Eso es genial.

Y ahora ya está la tercera novela con Úrsula. ¿Una trilogía?

Rosende: No. Sólo lo parece por el momento. Mis editores desean que Úrsula tenga una larga vida.

¿Hasta dónde puede llegar su historia después de la tercera parte, donde incluye un famoso caso de crimen uruguayo, quizás el más famoso? La fuga de más de un centenar de tupamaros del penal de Punta Carretas en 1971.

Vamos a ver (risas). Yo también tengo curiosidad, pero seguro que no voy a estirar esto como un chicle.

¿Los premios son importantes para usted?

Rosende: Sí, seguro. ¿Quién diría que no aquí? Pero también es importante para mí lo que dicen los amigos en los que confío. Y, por supuesto, los editores también tienen su opinión y su valoración profesional. Pero siempre doy a leer mis libros a personas que no tienen nada que ver con la industria editorial. Para mí es muy importante ver si mis hijos lo leen rápido o despacio, porque son lectores jóvenes y normales y no han estudiado literatura.

Ahora también publica en el mundo anglosajón. Eso no es tan evidente, ¿verdad?

No, en absoluto. El mundo editorial es extraño, no puedo decir que lo entienda. Parece que el "desvío" a través de mi editorial en Zúrich fue decisivo para mí. Como Unionsverlag es una editorial internacional muy respetada, otros se fijaron en mí. Cuando Bitter Lemon Press compró los derechos en inglés, me llevó al Reino Unido, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia, así como a todos los países anglohablantes a través de Amazon.

¿Y cómo es eso ahora? ¿Significa eso más libertad o más presión?

Rosende: (Risas) ¿Por qué la presión? Escribiré siempre que me aporte algo a mí misma. Por un lado, tengo la libertad de escribir otras cosas, por otro, puedo permitirme la libertad de no volver a escribir si ya no tengo más ganas.

¿Se puede vivir de la literatura?

Rosende: Sí, de hecho, hace poco más de dos años que vivo de la literatura. No sé cuánto tiempo durará. Si mis libros se publicaran sólo en Uruguay, no sería posible, se necesitan países extranjeros para ello.

Ha ganado premios en Uruguay con libros anteriores. ¿Qué importancia tenía eso?

Ninguna (risas). Ninguna editorial extranjera va a invertir en tu libro porque haya ganado el Premio de la Municipalidad de Montevideo o el del Ministerio de Educación y Cultura. Conseguir un hueco en el mercado internacional es entre difícil e imposible. Precisamente por eso son tan importantes las ferias del libro y todo tipo de eventos literarios donde se puedan vender derechos. Hay que promoverlo. Litprom, por ejemplo, está haciendo un trabajo fantástico.

Sus libros se cuentan de forma muy diferente. Úrsula equivocada es muy divertida porque la heroína también lo es. En Lágrimas de cocodrilo los personajes secundarios adquieren mayor importancia ...

El gran hilo conductor de las novelas de Úrsula es el humor. Eso es importante para mí. No tiene sentido limitarse a ver la vida con malos ojos. No debemos perder el sentido del humor. Para mí, el humor es un elemento fundamental en todo lo que escribo.

¿Qué ha cambiado de una novela a otra? ¿Cuál fue el reto personal?

Con Úrsula equivocada, el reto no era hacer un tratado intelectual sobre las exigencias y los deseos de las mujeres en cuanto a estándares de belleza irreales, sino hacer un libro lo más sensual e inteligente posible sobre la presión de parecerse exactamente a una portada de revista como mujer. No quería que Lágrimas de cocodrilo fuera una nota a pie de página, sino una narración autónoma, con una historia y un narrador diferentes. Con el tercer libro, simplemente quería reflejar también nuestra historia nacional.

¿Cuál es la relación entre usted y Úrsula?

Es alguien que está luchando contra la imagen de rol que se le atribuye a ella y a las mujeres en general. Lo encuentro muy simpático e importante. Mientras tanto, me llevo cada vez mejor con ella. Al principio, no me pareció especialmente simpática, pero las reacciones de los lectores me han enseñado lo contrario. Les gustaba Úrsula, la asesina con sentido del humor. Es una asesina simpática, por así decirlo. Y ha evolucionado, después de todo, yo también le di muchos problemas y preocupaciones. Una mujer con sobrepeso, deliberadamente soltera y sin hijos. Una mujer que no es lo que se espera de una mujer. Quería mostrar no sólo que las mujeres (los cuerpos) rara vez son lo que la sociedad les atribuye, sino también que toman caminos inesperados. Úrsula se ha convertido en un personaje muy complejo con el tiempo.

¿Tiene algún comentario de sus lectores?

La realidad es que probablemente tengo muchos más comentarios que los que tuvieron Shakespeare o Cervantes. Cuando me uní a Facebook hace doce años, no tenía necesariamente en mente abrir puertas literarias o acercarme a los lectores de mis libros. Pero una y otra vez, muchos comparten lo que les gusta de mis libros, o me envían fotos de un pasaje del libro que les conmovió. Con el tiempo, me he dado cuenta: Muchos de estos lectores no son fans de Mercedes Rosende, la autora. Son fans del personaje de Úrsula López. Esto me parece una locura, porque en algún momento se desdibujan las líneas entre Úrsula y yo. Las redes sociales son muy extrañas, ¿verdad?

 

 (Foto: Mercedes Rosende, archivo privado)

Traducido del alemán por Deepl y editado por Ricardo Soca