Martes, 25 de enero de 2022

Escritor aborda en novela crimen político que sacudió a México

19/08/2005

México, 19 ago (EFE).- El escritor mexicano Heriberto Yépez se valió del asesinato de Luis Donaldo Colosio, candidato oficial a la presidencia de México en 1994, para retratar en una novela a los habitantes de la ciudad fronteriza de Tijuana, escena del crimen.El libro, que lleva el nombre de A.B.U.R.T.O., en referencia a Mario Aburto, asesino confeso de Colosio, reconstruye y reinventa a los protagonistas de un episodio esencial de la historia del México contemporáneo: el asesinato de un candidato presidencial.En esa época el país vivía bajo el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó México desde 1929 hasta 2000. Por esas fechas, los candidatos del PRI tenían casi garantizada la asunción al poder, ya que el Gobierno controlaba las elecciones.La obra, que desde hace unos días ya se encuentra a la venta en diversos países de Sudamérica, también muestra las caras más truculentas de la frontera, como son la violencia, el narcotráfico, la prostitución y los sufrimientos de los emigrantes."Es la historia de Aburto, de Tijuana (fronteriza con California), de la cultura mexicana, de la relación de México con Estados Unidos, son muchos los temas que toco en la novela", dijo a EFE el autor.Yépez aseguró que México ha tenido que lidiar con estigmas que se materializan en la figura del asesino de Colosio."El contexto inmediato de Aburto es Tijuana, pero más que ser una expresión de la cultura fronteriza, es una evidencia del estado de degradación que padece la nación entera; Tijuana es como un laboratorio de producción de individuos como Aburto", planteó.El autor narra en su libro un insólito encuentro entre el ex presidente de México Carlos Salinas (1988-1994) y Aburto, el obrero que ultimó a Colosio en Lomas Taurinas el 23 de marzo de 1994.Asimismo delinea a otro personaje insoslayable en el acontecer mexicano: el subcomandante Marcos, líder de la guerrilla desatada el 1 de enero de 1994 en el estado sureño de Chiapas."El libro tiene varias facetas, una de ellas es la exploración del sistema político mexicano, desde Marcos hasta Salinas, y otra es la recurrente búsqueda de identidad de los tijuanenses, situación que se da por la cercanía con Estados Unidos y la lejanía con el centro de México", dijo Yépez."En 1847, se abrió la herida de México y la ciudad de Tijuana fue condenada a ser fronteriza y a recordar para siempre su condición, somos como el espejo roto de la cultura mexicana", concluyó el escritor.En ese año concluyó una guerra entre México y Estados Unidos, cuyas consecuencias fueron desastrosas para el primero, pues perdió gran parte de su territorio: Nuevo México, la Alta California y Texas.