Jueves, 03 de diciembre de 2020

El director de la Fundéu cree que usar lenguaje bélico "no es la mejor forma" de informar sobre el Covid

21/08/2020

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom

La periodista Mar Abad considera que durante la pandemia ha habido demasiada "bronca política" y que se podrían haber tratado más temas científicos

El director general de la Fundación del Español Urgente (Fundéu), Javier Lascuráin, consideró que el uso del lenguaje y las metáforas bélicas para referirse a la pandemia "no es la mejor manera de encarar el asunto del COVID", ya que contiene "cierta agresividad que puede echar atrás la acción que se pretende de los ciudadanos".

Además, el experto en lenguaje se ha referido a la evolución del relato que ha habido durante la pandemia, en la que los medios de comunicación han tenido que ir adaptándose a la realidad para informar a la sociedad. Y ha destacado que en este período han aparecido en el lenguaje palabras nuevas que antes no se utilizaban, como "coronavirus", "confinamiento", "desescalada" o "EPI".

Así lo expresó Lascuráin en un encuentro informativo que protagonizó junto a la periodista y fundadora de la revista 'Yorokobu' Mar Abad en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, donde participaran en el curso 'Coronavirus: relato, lenguaje y datos en los medios de comunicación', en el que expertos en periodismo, lenguaje y narrativa analizan qué palabras y expresiones se han utilizado, qué valor han tenido los datos en la construcción del relato o cómo han actuado los mecanismos de desinformación.

En este sentido, el director de la Fundeu consideró que el periodismo de datos, ahora en auge dada la cantidad de información diaria que hay que trasladar al público, "está aquí para quedarse y ayudar a entender la realidad".

Asimismo, destacó que la crisis sanitaria ha sido difícil de gestionar para los medios de comunicación, que han tenido que adaptarse al panorama cambiante de la información a diario y lidiar contra la desinformación ante la abundancia de datos, aunque Lascuráin manifestó que, contra ella, "lo único que se puede hacer es buen periodismo".

En este sentido, añadió que "en el buen periodismo hay que comprobar, dar voz a fuentes fiables y evitar dar la palabra a quien habla sin conocimiento". Y tanto él como la periodista Mar Abad opinaron que ha habido un exceso en reflejar la "bronca política cuando era un tema tan vital como la salud", en el que se podría haber hablado más de temas científicos.

"Cuando alguien te explica lo que tienes que hacer me aporta mucho más que la bronca política o las especulaciones sin base que algunos medios han caído en el error de distribuir", sentenció Lascuráin.

Prejuicios con el lenguaje

Por su parte, la fundadora de 'Yorokobu' destacó que, aunque hay códigos apropiados para utilizar en cada momento, "no hay un único lenguaje bueno", ya que es una creación colectiva que cambia y que "no podemos juzgar, solo estudiarlo".

Por ello, instó a que desaparezcan los "prejuicios" acerca de la forma de hablar otras personas y a "ser más comprensivos" comprendiendo su contexto.

En este sentido, puso de relieve el "brutal" cambio que supuso para el lenguaje el paso de la era analógica a la digital, con la introducción de nuevos términos e incluso elementos como 'emojis' y nuevas plataformas de comunicación. "Ya no son solo palabras y signos de puntuación", expresó.