Jueves, 03 de diciembre de 2020

Crean una mascarilla que traduce a varios idiomas

01/07/2020
Jorge Sanz Fernández

Directivos de Donut Robotics

En estos momentos de pandemia, las empresas desarrolladoras de mascarillas están haciendo su agosto, y no lo decimos peyorativamente, pero la realidad es que la pandemia ha disparado la venta y demanda de estas. Algo que afortunadamente ha contribuido a que la tecnología de estas mejore mucho en poco tiempo y que, además, se favorezca el desarrollo de algunos modelos inteligentes. Es el caso de la mascarilla en la que nos fijamos hoy, que nos ofrece una doble función, no solo la de poder mantenernos lejos de los virus, sino que, en el caso de esta a la que nos referimos hoy, podemos  además disfrutar de todo un servicio de traducción simultánea.

Una mascarilla que también traduce idiomas

Ahora hemos conocido que la empresa nipona Donut Robotics ha sido capaz de desarrollar una nueva mascarilla que, además de servir de barrera para los virus, nos permite disfrutar de funciones inteligentes. Esta se puede sincronizar con nuestro teléfono y puede traducir desde el japonés a otros ocho idiomas. Lógicamente el idioma base es el de origen de esta mascarilla, pero la realidad es que en el futuro se podrá convertir desde otros muchos más idiomas base. Esta mascarilla ha sido diseñada para llevarla encima de otra quirúrgica o similar.

Su tecnología permite sincronizarla con nuestro teléfono o tableta de manera sencilla. Este dispositivo se llama C-Mask, y ha sido diseñado para ser un complemento de nuestra mascarilla habitual. Esta mascarilla una vez que se ha sincronizado con nuestra tableta inicia el proceso de traducción para poder escuchar lo que hablamos en otro idioma a través de sus altavoces. Esto quiere decir que, en este caso, si alguien nos habla en japonés con esta mascarilla puesta, nosotros le vamos a escuchar perfectamente en español. Lo mismo ocurriría en el momento en que esta mascarilla fuera compatible con español. 

Solo tendríamos que hablar con la otra persona de manera habitual en nuestro idioma para que quien está al otro lado fuera capaz de saber lo que estamos diciendo. La firma detrás de esta mascarilla, después de lanzarla en Japón, ya tiene pensado lanzarla también en Europa o Estados Unidos, por lo que es de entender que habrá más idiomas de origen disponibles. Según sus propios creadores, esta mascarilla es el resultado de una investigación previa, que se había desarrollado para un robot especializado también en la traducción simultánea en aeropuertos.

Y como se suele decir, no hay mal que por bien no venga, y eso es lo que ha ocurrido en este caso que, de un proyecto inicial de traductor, la llegada del coronavirus y el aumento de la demanda de mascarillas lógicamente llevó a sus creadores a pensar en este original método de poder utilizar la mascarilla para algo más que para la labor más importante, que es precisamente la de poder complementar a la verdadera mascarilla que nos permite mantenernos lejos de los virus. Una mascarilla perfecta para viajar a otros países en tiempos de pandemia, si es que es posible hacerlo a pesar de las restricciones.