Jueves, 03 de diciembre de 2020

Crean en Argentina una aplicación para traducción automática guaraní-castellano premiada por el MIT

14/08/2020

Muchos indígenas del grupo mbyá no hablan castellano

Luego de un trabajo voluntario que realizó un grupo de voluntarios de la ONG Escuela de la Selva, que les permitió conocer la dificultad de los aborígenes al momento de expresarse, desarrollaron una aplicación para favorecer la comunicación intercultural en los diálogos entre los habitantes del pueblo mbya guaraní y profesionales de los servicios de salud. La app Traductor Guaraní recibió una distinción del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

La ONG, reconocida por Maestros sin Fronteras, viene realizando en la provincia de Misiones jornadas de capacitación para jóvenes y adultos mbya desde 2017, de manera itinerante y en conjunto con otras organizaciones.

El año pasado lograron montar un centro de capacitación en Alecrín, en un espacio cedido por el cacique para tal fin. Allí se instalaron 18 computadoras y siete laptops que están disponibles para llevar a cabo capacitaciones en el área de la tecnología informática.

Dentro de los planes para este año, el grupo proyectaba concretar encuentros de capacitación en conjunto con una escuela de adultos y así otorgar certificaciones con reconocimiento provincial.

Si bien la pandemia complicó las posibilidades de trabajo y estos encuentros debieron posponerse por ahora, los voluntarios de Escuela de la Selva no se quedaron de brazos cruzados. Retomaron un proyecto que habían iniciado en un encuentro en julio de 2019; en aquel entonces, Camila Cánepa venía de una experiencia como docente en la aldea Yabotí Mirí.

Durante el período en que ella se instaló en la comunidad, uno de sus alumnos fue internado en el hospital de San Pedro junto a su mamá y fue donde presenció el problema de comunicación.

“Como ninguno de los dos hablaba mucho español, la comunicación era compleja. Los primeros días el niño estaba muy asustado y eso lo angustiaba mucho, a pesar de los esfuerzos cariñosos y comprometidos de las enfermeras y el personal de maestranza. A raíz de esto, propuse la confección de una cartilla con frases y preguntas médicas en español y en mbya, acompañada de dibujos que pudiesen señalarse”, contó Cánepa.

Hace unos meses, y aprovechando los conocimientos técnicos de Pieter Robberechts, otro de los integrantes de Escuela de Selva que es programador informático, el grupo ideó una aplicación gratuita para que médicos y promotores de salud pudieran descargar fácilmente en sus celulares.

Se trata de un traductor castellano-mbya/mbya-castellano, para contextos de diálogo entre médico y paciente. Así, quien descargue la aplicación podría, por ejemplo, preguntar al celular: “Buenas tardes. ¿Cuál es su nombre?”, y la aplicación devolverá un mensaje de voz comunicando la frase traducida al guaraní.

Esto resulta primordial, ya que en las aldeas distribuidas a lo largo y ancho de la provincia la asistencia médica no logra ser óptima por problemas de comunicación entre profesional y paciente. Esto sucede de forma reiterada, por ejemplo, en Pozo Azul, donde algunas parturientas apenas logran pronunciar unas pocas palabras en español y a la inversa sucede con el personal de la salud, por lo que, aplicación mediante, sería posible lograr un diálogo fluido y de esta forma entender las necesidades y demandas de los pacientes.

Además, la aplicación está pensada para contemplar la variabilidad geográfica del idioma guaraní. “Invitamos a aquellos conocedores bilingües que estén interesados en colaborar para ampliar y perfeccionar la app, podrán descargarla y, luego de registrarse como traductores, sugerir sus propias traducciones a partir de la base de datos de frases en español. El docente mbya Fernando Villalba, que también se desempeña en el área de turismo comunitario, fue el primer traductor en hacerlo”, indicó Cánepa.

En paralelo al desarrollo de la aplicación, el grupo se enteró de un concurso de diseño de aplicaciones impulsado por el MIT, en Estados Unidos, y decidió participar.

Los jurados de la prestigiosa universidad reconocieron la utilidad de la iniciativa, sobre todo teniendo en cuenta que en Argentina, la mayoría de los hospitales no cuenta con intérpretes indígenas que ayuden a traducir, como lo sugiere la Organización Internacional de Trabajo (OIT), a diferencia de lo que ocurre en los países vecinos.
Así, el proyecto fue distinguido con el segundo puesto en la categoría grupal.

El equipo de Escuela de la Selva invita a todas las misioneras y los misioneros que deseen sumarse a la iniciativa a descargarse el Traductor Guaraní, que estará disponible en Play Store muy pronto.


El grupo está constituido por mbyas y yuruas, que trabajan juntos y a la par, Rudi Sacha y Cristina Martínez, de las aldeas Guaviramí y Guaporaity, respectivamente, que son los directores mbya de la organización.
Asimismo, Néstor Brítez, cacique de Arroyo Anta, y Ricardo Duarte, de Takua Poty, también conforman el equipo de conducción, junto con Cánepa, Robberechts y Annelies Philips.

Colaboran también como capacitadores Villalba, de la aldea Perutí, Claudia Ciancio Roca y Marina Onorato Quispe, de Buenos Aires.