Martes, 24 de noviembre de 2020

Aventuras del idisch

05/09/2020
Esther Mostovich de Cukierman

Idische mame (madre judía)

Los lingüistas del Idish

Poca gente recuerda a Paul Ariste (1905-1990). Fue un lingüista que contribuyó a la renovación del idish para convertirlo de un dialecto de las tierras de Ashkenaz en un idioma en su pleno derecho. Ariste dominaba muchos idiomas. Antropólogo, lingüista y folklorista nacido en Estonia, uno de los países del Mar Báltico. El detalle interesante es que en su juventud, conoció el idish a través de compañeros de clase de la Universidad, quedó fascinado por el idioma y aprendió a hablarlo y traducirlo fluidamente. Después empezó a coleccionar el folklore de canciones y cuentos populares en idish; esa fue la primera colección en el archivo folklórico de Estonia, muchas otras seguirían.

Ariste se preocupaba por detener la asimilación de las minorías culturales, las que no corresponden a un Estado independiente. Veía que esas culturas corren el riesgo de desaparecer arrastradas por la cultura mayoritaria. Según el profesor, era vital para cada pueblo estudiar su idioma tradicional y su historia, preservar su música, sus cuentos y su folklore. Era un convencido de que esa es la riqueza cultural de una nación, los gobiernos deben apoyar esa tarea y mantener cursos de lingüística y folklore de todos los idiomas hablados en el país. A partir de 1919, cuando Estonia adquirió la categoría de país independiente, la Universidad de Tartu, donde Ariste enseñaba, incluyó un Instituto de Lingüística.

Desde 1919 y hasta la entrada de los nazis, los judíos fueron en Estonia una pequeña minoría con los derechos de las otras minorías culturales del país. La mayoría de estos judíos eran hebraístas y sionistas, una minoría eran idishistas. Así como Ariste no veía rivalidad entre los idiomas que se hablaban en la región del Mar Báltico, tampoco veía que pudiera haber conflicto entre los judíos por el hebreo y el idish. ¿Qué tenían que ver un idioma y su folklore con la política?  En Estonia, él investigó todas las lenguas, la historia y el folklore de los pueblos y de las minorías del Báltico: lituano, letón, estonio, las ramas del húngaro - finlandés, el romanota (gitano), esperanto, idish... entre otros. Se convirtió en lo que en su época, llamaron “un idishista”, un luchador por el idish, aun cuando no era judío. Un profesor que dio apoyo al idish desde Estonia. Varias veces acudió a dar charlas en idish al IWO de Nueva York.

La II Guerra Mundial liquidó al IWO de Vilna y pasaron a primer lugar los centros del IWO formados en América. En Vilna, el nuevo edificio del IWO quedó fuera de los muros del gueto y fue totalmente destruido hacia el final de la guerra. Mientras existió el edificio, así como los nazis obligaron a muchos judíos a salir del gueto todos los días a trabajar en sus fábricas y talleres, también formaron una brigada de escritores judíos para ir a trabajar al IWO, buscando libros antiguos para los alemanes. Los judíos lituanos los llamaron la “papir brigade” (la brigada de papeles). Los nazis se llevaron de Vilna todos los libros y manuscritos en hebreo e idish antiguos que pudieron, para ellos eran valiosos como “antigüedades”. Se ufanaban de lograr recoger “la cultura judía, sin judíos”.

Muchos libros que se llevaron los nazis de Vilna, aparecieron poco después de la guerra en Frankfurt y las autoridades los distribuyeron entre bibliotecas de Israel y de Nueva York, donde fueron a parar a la National Library y al IWO de Nueva York. Algunos libros en idish quedaron en Lituania y esos tuvieron que permanecer ocultos durante la dominación soviética. Los soviéticos no permitieron hablar ni leer en Idish en Lituania. Esos libros en Idish sólo pudieron salir a la luz cuando se fueron de Lituania los soviéticos y comenzó la Lituania independiente.

A partir de los estudios de idish generados en el IWO de Nueva York, desde su comienzo bajo la dirección del Prof.  Max Weinrach y luego de su hijo el Prof. Uriel Weinrach, se formaliza la gramática idish. La obra “College Idish” de Uriel Weinrach sigue siendo utilizada hasta hoy. La gramática Idish se ha definido en el IWO Nueva York después de la 2ª.guerra mundial.

Uriel Weinrach falleció en Nueva York en 1967, a los 40 años. Y su padre poco después, en 1969. Quien estuvo muy ligado al IWO y a la gramática idish en los años siguientes fue el Prof. Dr. Mordejai Schaechter (1927-2007). Estudió lingüística en la Universidad de Bucarest, en Rumania. Después de terminada la 2ª. Guerra mundial, obtuvo su doctorado en lingüística en la Universidad de Viena en 1951. Ahí se fue a Estados Unidos, trabajó para la Inteligencia Militar durante la guerra de Corea y luego se dedicó a trabajar como profesor, bibliógrafo y corrector de idish. Enseñó idish en varias universidades norteamericanas, Columbia University, el Jewish Theological Seminary of America, la Yeshiva University . Trabajó en revistas y periódicos del IWO dedicados a la pronunciación, gramática y vocabulario del Standard Yidish.