Lunes, 25 de octubre de 2021

Aparece en una tumba la primera evidencia de la lengua griega en la antigua Roma

19/08/2021

La tumba de Marcus Venerius Secundio / Reuters

Un grupo de arqueólogos ha encontrado un esqueleto extraordinariamente bien conservado durante las excavaciones de una tumba en la antigua ciudad de Pompeya.

La exploración de la tumba arroja luz sobre la vida cultural de la ciudad antes de que fuera destruida por una erupción volcánica en el año 79.

En la tumba, situada en la necrópolis de Porta Sarno, una zona aún no abierta al público que se encuentra al este del centro urbano de Pompeya, se encontró un cráneo con mechones de pelo blanco y parte de una oreja, así como huesos y fragmentos de tejido.

Una inscripción de la tumba sugiere que el difunto, un esclavo liberado llamado Marcus Venerius Secundio, ayudaba a organizar espectáculos en griego en Pompeya. La inscripción era la primera prueba de que el griego se utilizaba junto al latín, según los expertos.

"El hecho de que se organizaran representaciones en griego es una prueba del clima cultural vivo y abierto que caracterizaba a la antigua Pompeya", dijo el director del Parque Arqueológico local, Gabriel Zuchtriegel, en un comunicado en el que anunciaba el descubrimiento.

Marco Venerio pudo ganarse la vida por sí mismo después de su época de esclavo, dado el tamaño "monumental" de su tumba funeraria, dijo Zuchtriegel. "No se hizo superrico, pero ciertamente alcanzó un nivel de riqueza considerable", dijo.

La erupción del Vesubio en el año 79 destruyó Pompeya. Las excavaciones realizadas a lo largo de los años han permitido descubrir notables tumbas, carros y casas con brillantes frescos.