Lunes, 26 de octubre de 2020

¿Por qué Louise Glück merece el Nobel de Literatura? Hablan sus traductores

09/10/2020
Paula Corroto

Glück: la poeta de los niños y las flores

La obra de Louise Glück se publica en España desde hace más de dos décadas gracias a la editorial Pre-Textos. No es una escritora mayoritaria como prácticamente nadie en el terreno de la poesía, pero sí tiene sus fans acérrimos. Como sus traductores, que destacan de ella que es “una de las grandes poetas actuales, la mejor de los poetas de su país también porque tiene un abanico muy rico dentro de su fragilidad”, según comenta a El Confidencial Abraham Gragera, que tradujo el libro Ararat. Además, como añade el también traductor Adrián Vietez, “Solo se había premiado a un poeta en el siglo XXI. El sueco Tranströmer. Se agradece que se lo hayan dado a una poeta”.

La norteamericana también sigue la tradición judía con su manera de acercarse a los mitos griegos, como hace en ‘Averno’. El tema autobiográfico también está muy presente. “Sigue la línea de la tradición confesional americana, pero interpretada de forma muy particular, con un lenguaje muy sencillo, despojado, austero. Pone trampas al traductor, ya que su poesía está llena de sutilezas, giros, significados abiertos con los que tienes que trabajar durante meses hasta que encuentras las claves”, explica Gragera.

Glück lleva ejerciendo la poesía desde hace cinco décadas. “Tiene una trayectoria muy ecléctica, con una búsqueda lingüística en la tradición de Emily Dickinson. Trata de expresar con el mayor ejercicio de contención”, sostiene Vietez, que señala que estaría cerca también de Elizabeth Bishop: “Su mirada sobre la cotidianidad se contrapone siempre a elementos estéticos y a la voz poética a la que se enfrenta, como ocurre en El iris salvaje, con el que consiguió el Pulitzer”, indica este traductor.

Por eso, “su técnica descansa entre lo narrativo y lo reflexivo al mismo tiempo. A partir de anécdotas va cercando el tema que quiere descubrir, cargándolo de reflexión a la vez. Es un poco ensayístico el enfoque y con una distancia irónica exagerada. Impone un cortafuegos emocional muy grande”, abunda Gragera, que sostiene que “cuando aborda conflicto doloroso como la familia, como sucede en ‘Ararat’, el efecto de la distancia irónica multiplica la atención”. Para él la lectura de Glück se resumiría en que “son experiencias que te conmocionan, accedes a revelaciones dolorosas, descarnadas y sin ápice de autoindulgencia. Glück tiene una inteligencia afiladísima”.

El poeta Mariano Peyrou ha traducido el libro Vita nova y destaca de Glück que es una poeta que "parece que está hablando en voz baja, consigo misma, no es una poesía de imágenes impresionantes, suele hablar de la intimidad, de su vida y sus cosas". Para él, "lo que tiene de bueno es que es radicalmente introvertida, y eso es una característica de la poesía en general, no buscar la comunicación con el otro sino explorar lo que hay ahí". Este traductor cree a su vez que, aunque sus lectores sean predominantemente de poesía, no es una poeta difícil para un público más general: "Hay otros poetas que no se sabe de qué están hablando, pero ella sí, en los poemas habla de algo concreto y perceptible".