Jueves, 03 de diciembre de 2020

¿Hasta dónde es confiable el traductor de Google?

18/06/2020
Erika Reyes

No está cerca el día en que las máquinas pruedan traducir sin ayuda humana

Todo el mundo ha utilizado alguna vez el traductor de Google y ha salido satisfecho. Quizá lo ocupaste para entender mejor la letra de una canción o conocer el significado de una palabra nueva y como resultado obtuviste una traducción que, aun cuando no es perfecta, se entiende. Pero ¿te has cuestionado si es fiable utilizarlo para el trabajo?

“Sin lugar a dudas Google Translate es el rey de los traductores en línea a nivel global. Ofrece 103 lenguas que cubren el 99% de la población en internet. Cada día traduce unas 100 millones de palabras. Y a pesar de que con los años ha mejorado muchísimo, su sistema no es perfecto”, expone Jorge Emmanuel Moreno Linares, especialista en tecnologías de la información.

Refiere que el principal de sus errores se encuentra en el propio método con el que realiza sus conversaciones, por decirlo de algún modo, utiliza una lista conceptual en la que los términos de cada idioma son traducidos a su significado más común. “Entonces se pierden los matices, así como diferencias gramaticales como el género o el número; y el mismo orden gramatical”.

Seguramente te ha pasado que al querer traducir al inglés una acción en la que está implicado un personaje femenino, nos da la traducción para uno masculino o viceversa. Otro error de traducción es el de la etiqueta social, es habitual que Google traduzca con el pronombre formal “usted” y no con el informal “tú”.

Todas estas incorreciones se observan a primera vista, las detectas solo con tener nociones del idioma, asegura Moreno, quien agrega que el origen de ese error de traducción parece estar en el inglés, ya que el motor de Google usa al idioma anglosajón (inglés antiguo) como intermediario, lo que provoca en ocasiones resultados extraños o palabras mixtas que no tienen significado alguno.

Por otra parte, dice que el traductor de Google funciona mejor con textos cortos, sin ser perfecto da un resultado más creíble. Esto porque su motor está diseñado para resolver palabras o frases cortas y no párrafos o textos elaborados.

Así que, “si vas a utilizar Google Translate para buscar una palabra que has olvidado o para entretenerte buscando ciertos significados, hazlo. Pero jamás se te ocurra utilizarlo como herramienta profesional, porque quedarás en evidencia y mostrarás tu incompetencia”, advierte.

Sea como sea, el especialista subraya que en cualquier traducción automática siempre habrá fallos importantes por las limitaciones de los sistemas para reconocer el contexto, la jerga o la traducción más adecuada para una palabra de acuerdo con la situación. Es ahí donde la supervisión humana es importante para lograr que sea precisa y con calidad.