Jueves, 25 de febrero de 2021

¿Cuál es el insulto más utilizado en España?

31/01/2021
Manuela Martín

Es lo primero que aprenden los extranjeros cuando llegan a España y una lucha entre padres e hijos para que no los digan. Sea como sea, lo cierto es que los insultos en este país se utilizan con más frecuencia de lo que imaginamos en nuestra habla diaria, pero ¿sabías que varían de una Comunidad Autónoma a otra?

Los investigadores Jon Andoni Duñabeitia, director del Centro de Ciencia Cognitiva de la Facultad de Lenguas y Educación de la Universidad de Nebrija, y María del Carmen Méndez Santos, profesora del Área de Lingüística de la Universidad de Alicante, han llevado a cabo un estudio en el que han analizado cómo insultamos los españoles y cómo esta variedad de improperios cambia de una zona geográfica a otra, así como en función de la edad de quienes las dicen.

Más de ochocientos insultos de las más de 2.500 personas de todo nuestro país que participaron en el estudio han sido analizados para concluir que ‘gilipollas’ es el insulto más utilizado en toda España, seguido de ‘imbécil y cabrón/cabrona’.

Los siguientes más usados hasta completar la lista de los 10 primeros son ‘subnormal, hijoputa/hijaputa, tonto/a, idiota, puto/a, capullo/a y payaso/a’.

Insultos por regiones

Gilipollas, imbécil, cabrón/cabrona: Principado de Asturias, País Vasco, Comunidad Foral de Navarra, Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Comunidad de Madrid, Catalunya, Comunitat Valenciana e Illes Balears.

Gilipollas, imbécil, hijoputa/hijaputa: Cantabria.

Gilipollas, imbécil, subnormal: Galicia, Extremadura y Región de Murcia.

Gilipollas, imbécil, idiota: La Rioja.

Gilipollas, cabrón/cabrona, hijoputa/hijaputa: Andalucía.

Gilipollas, cabrón/cabrona, subnormal: Canarias.

La madurez del lenguaje

La madurez hace que nuestro lenguaje se vaya enriqueciendo, de ahí que según nos adentremos en los grupos de poblaciones más adultas los insultos sean menores ya que disponen de otros recursos lingüísticos ante ciertas situaciones.

En este sentido, los jóvenes sí utilizan los insultos habitualmente como recurso lingüístico siendo el término ‘gilipollas’ el más utilizado entre ellos. Sin embargo, entre los más adultos es cabrón el que más aumenta.

Muchos de los insultos que se utilizan en nuestro país son sexistas y homófobos y en muchos casos asociados a creencias o valores. En este sentido se han recogido en el estudio insultos como puta, zorra, guarra o cerda, así como marica, maricón, desviado, subnormal, mongolo o retrasado. 

Aunque en el estudio los participantes tenían que rellenar su perfil sociodemográfico, lo cierto es que en España los insultos no entienden de clases sociales o sexo y es algo que se extiende por toda la geografía sin distinciones en este sentido. Además, el estudio concluye que las diferencias entre regiones o edad es mínima, y que por lo tanto todos los españoles utilizamos casi los mismos términos para insultar.

Este estudio para saber la frecuencia del uso de insultos según las zonas de España forma parte de un proyecto más amplio en el que previamente se analizó el procesamiento de cada palabra del español y en el que se concluyó que los insultos no tenían una respuesta emocional tan negativa como se piensa.