LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Martes, 05 de marzo de 2024

gripe

LA PALABRA DEL DÍA

La gripe o influenza es una dolencia endémica estacional

gripe

La gripe era la más común de las enfermedades virales antes de la aparición del coronavirus y, aunque algunas de sus cepas pueden resultar mortales, se la considera una dolencia benigna, causada por el virus de la influenza. En algunos países de América, se usa la forma gripa¸ aunque también es conocida como influenza.

Entre sus síntomas más frecuentes, se destacan la fiebre, tos, dolor de garganta, congestión nasal, sensación de cansancio y dolores musculares.

La palabra está registrada desde 1897 en nuestra lengua, a la cual llegó procedente del francés grippe, del verbo gripper ’tomar’, ‘asir’, ‘coger’ y este, del franco grîpan, que proviene, a su vez, del germánico greifen. En el siglo XVIII, la grippe era definida en publicaciones francesas como una ‘enfermedad que se apodera de uno bruscamente’.

En español, la palabra gripe aparece solo en el siglo XIX, como en este texto de José María de Pereda, escrito en 1870:

No hay contusión, descalabro ni tizne que su cuerpo no conociera prácticamente; pero jamás en él hicieron mella el sarampión, la alfombrilla, la gripe, la escarlata ni cuantas plagas afligen a la culta infantil humanidad.

En el momento de escribir estas líneas (abril de 2022), los epidemiólogos consideran probable que la covid-19 permanezca de aquí en adelante como una dolencia endémica, tal como la gripe.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Descubren en Rusia tumba de 2.500 años con ornamentos de oro (02/2022) / Igor Pienkos – National Geographic

luziello

Del latín lŏcēllŭs ‘caja pequeña’, ‘cofre’ luego ‘ataúd’)

m. Sepultura.

Si algún omne abriere ol mandare abrir luziello o fuessa de muerto el tomare las uestiduras o algunas de las otras cosas quel meten por ondra, muera por ello. Alfonso X. Fuero Real (1255). Corde. 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿Se dice podemos o podríamos? Por ejemplo: “Podríamos seguir ahondando en estas rarezas o supersticiones...”.

Falta contexto, pero, en principio, ambas formas son adecuadas, aunque hay matices de denotación en ambas. Con el condicional (podríamos) se presenta la acción de seguir ahondando, como una posibilidad o sugerencia hipotética, incierta o más remota que con el presente (podemos).

EL LATÍN DEL DÍA

inlitteratum plausum non desidero.

No deseo el aplauso de los ignorantes (Fedro).

Fecha de envío: 
Miércoles, 3 de enero de 2024