LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Miércoles, 22 de mayo de 2024

pingüino

LA PALABRA DEL DÍA

El cambio climático amenaza la supervivencia de los pingüinos

pingüino

Tras la referencia al adjetivo pingüe en un envío reciente, muchos lectores me preguntaron si tenía alguna relación etimológica con pingüinouna conjetura razonable dada la semejanza morfológica de ambas palabras, aunque su relación semántica parece ser muy distante, lo que no es nada raro en etimología. La respuesta parece ser no.

Según el etimólogo neocelandés Eric Partrigde, pingüino es una voz de origen gaélico, formada composicionalmente por pen 'cabeza' + gwyn 'blanco', una composición que se repite en varias lenguas célticas para referirse al pato llamado en español 'alca', cuya apariencia guarda una remota semejanza con el pingüino y con el pato conocido en el Río de la Plata como 'mergullón'.

Corominas ve con cierto recelo esta hipótesis y encuentra más verosímil el vocablo bretón equivalente pennguenn. Pingüino entra en el diccionario de la Academia española a partir de la edición de 1927, al parecer por influencia del francés pingouin, aunque los primeros casos del corpus académico datan de 1931, en textos del poeta creacionista chileno Vicente Huidobro y del humorista español Enrique Jardiel Poncela. En francés, en cambio, los primeros testimonios de pingouin son del año 1600; el vocablo demoró más de tres siglos en cruzar los Pirineos.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

El “caballello” era un candelero con formas de caballo

eneo / aeneo

Del latín aeneus.

adj. De bronce.

Caballello eneo pro cereo portare ad mensa. León. T. Leg. (1002). (Lapesa 2003).

 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

Las palabras compuestas terminadas en -mente son esdrújulas, sobreesdrújulas o agudas. Por ejemplo: nacionalmente, felizmente. Algunos me dicen que es esdrújula y otros grave. Pero no sé, porque tiene dos sílabas tónicas. Pero considero que no es compuesta porque no está conformado por dos palabras simples. Sino una palabra simple, fácil, que es adjetivo y una terminación mente que es sufijo y que al anexarse convierte a la palabra en adverbio. Mi pregunta es cómo se consideran por su acentuación.

Los adverbios terminados en -mente no entran dentro de la clasificación general; son un caso especial de acentuación en español. Son las únicas voces que poseen dos acentos: uno siempre prosódico, que  afecta al sufijo -mente, y otro que será escrito o prosódico según sea la acentuación del adjetivo base: únicamente; felizmente.  Disentimos, pues, de la profesora: de ninguna manera podrán clasificarse de acuerdo con la acentuación de la palabra base (el adjetivo). Los adverbios terminados en -mente no son palabras compuestas, sino derivadas por sufijación.

EL LATÍN DEL DÍA

parce sepulto.

Perdona al que ya está enterrado (Virgilio).

Fecha de envío: 
Lunes, 16 de octubre de 2023