LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Jueves, 25 de julio de 2024

ministro

LA PALABRA DEL DÍA

Winston Churchill, primer ministro británico durante la II Guerra Mundial

ministro

Los autores clásicos romanos usaban el vocablo minister para denotar ‘sirviente, trabajador doméstico, esclavo’, mientras que ministerium era para ellos el ‘oficio del esclavo’. Justiniano escribió carens omni servorum ministerio para significar ‘no teniendo un solo esclavo para servir’.

El vocablo latino llegó al español bajo las formas mester y menester. En el Poema de Mio Cid ya aparecía la locución es menester (que), para significar ‘es necesario que’. Uno de los oficios que minister denotaba en la Edad Media era el eclesiástico; Corominas observaba que se confundía con mysterium, lo que puede haber reforzado el rasgo semántico de ‘servicio religioso’.

Los poemas de Gonzalo de Berceo, dados a conocer entre 1230 y 1250, se han incluido en el género llamado “mester de clerecía”, es decir, ‘oficio de clérigos’.

De esta forma, se fueron formando dos significados diferentes. En el siglo XIII, ministro se refería principalmente a los sacerdotes y a los funcionarios del Estado, dando lugar también al vocablo administración. Por otro lado, los menesterosos eran los que nada poseían, lo que habían menester de todo.

A todo esto, la palabra ministro se fue aplicando no solo a los religiosos sino también a los funcionarios más importantes; ministros de Hacienda y de Justicia los había ya en España desde el siglo XVI. Modernamente, con el advenimiento de los regímenes parlamentarios, en la mayor parte de Europa el Poder Ejecutivo pasó a manos de gabinetes de ministros, responsables ante el Parlamento y encabezados por un Primer Ministro, que en España se dio en llamar Presidente del Gobierno.

En las sociedades contemporáneas, se trata de funcionarios de la más alta jerarquía, de quienes se espera la formación más esmerada, una irreprochable transparencia y la más absoluta honestidad.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Brueghel el Viejo, los campesinos en la Edad Media

sofriença

(De sofrir + el sufijo -ença, equivalente al actual -encia).

f. Paciencia y tolerancia ante el sufrimiento.

Et encara de la iusticia muitas cosas son a leixar del todo por sofriença sobre muitos males. Vidal Mayor (c 1250). 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

Refiriéndose a un conjunto de personas involucradas en la acción de dar, ¿debe decirse denles o denle?

Depende de cuántas personas se vean afectadas por la acción de recibir. Den ustedes a él lo que se merece: Denle (a él) lo que se merece. Denles ustedes a ellos lo que se merecen: Denles (a ellos) lo que se merecen.

EL LATÍN DEL DÍA

omne malum nascens facile opprimitur, inveteratum fit plerumque robustius

Todo mal en sus comienzos se reprime fácilmente, pero con el tiempò se hace más fuerte  (Cicerón).

Fecha de envío: 
Viernes, 26 de mayo de 2023