LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Viernes, 01 de marzo de 2024

aspaviento

LA PALABRA DEL DÍA

Aspaviento: la demostración excesiva

aspaviento

Demostración excesiva, en los gestos o en el lenguaje de sentimientos de miedo, admiración o rechazo.

Quevedo empleó esta palabra fue empleada en Poesías (1597-1645), aunque no queda claro el sentido que quiso darle, y no pudimos hallar atestiguada por ningún otro autor hasta Benito Pérez Galdós, en el siglo XIX:

aspaviento ya carroño,

mandrágula con zollipo,

vete a fundar marimantas

a las orillas del Nilo,

Más recientemente, fue utilizada por Max Aub en su novela La calle de Valverde:

Enemigo de llamar la atención, de cualquier aspaviento, calló con todos, contando con la complicidad de Ruiz y los todavía no muy visibles síntomas de la enfermedad.

El Diccionario de autoridades (1726)  la definía como ‘El horror, admiración, ò extrañeza de alguna cosa, manifestada en voces ò acciones descompassadas: y assi se dice Fuláno hizo muchos aspavientos, no hai que hacer aspavientos. Yá mas comunmente se dice Espaviento’.

El mismo Autoridades le atribuye una etimología que ha sido abandonada modernamente:

“Es formada esta voz de los nombres Aspa y Viento, por la analogía de los tajos y revéses que hacen en el áire los que riñen sin alcanzarse los unos à los otros, cruzando y atravesando las espádas”.

Corominas (1980) explica que es posible que esta etimología de Autoridades se deba a que en cierta época fuese interpretado popularmente como compuesto de aspa + viento, lo que explicaría el diptongo -ie-.

El mismo etimólogo catalán lo deriva del italiano spaventare, y este del latín tardío *expaventare (no consignado por Du Cange), intensivo de expavēre ‘temer’. El Vocabolario Etimologico della Lingua Italiana de Ottorino Pianigiani, también refiere, para spaventare a un latín ex-paventare,  proveniente del latín clásico expavere  'sentir miedo, aterrorizarse'.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

guija

De origen incierto, tal vez del latín vulgar petra aquīlěa ‘piedra aguzada’, de aquileus ‘aguijón’, derivado del latín clásico aculeus.

1. f. Piedra  lisa y pequeña.

[…] e dend al río Saxo, que quiere dezir el río de las guijas que corren, dond se comiençan los etiopianos. Alfonso X. General Historia (1275).

 2. Peña, roca.

[...] e dende por la querda arriba a dar a la guija más alta de Colmenarejo, dondestava fecho un mojón antiguo. Documentación medieval (1490).

 

 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

Me surge la duda de la forma correcta de escribir el nombre del instrumento de laboratorio llamado en varios países hispanohablantes piseta o pizeta (alguien incluso me ha dicho piceta). Si no me equivoco, parecería tratarse de un barbarismo, derivado del francés pissette para darle nombre al frasco lavador. Me parece que frasco lavador sería lo adecuado, pero es muy común encontrar las palabras piseta y pizeta.

Por tratarse de un término exclusivo de un dominio específico, pertenece al ámbito de la terminología, por lo que no cuenta con registro en los diccionarios generales. Es habitual la grafía piseta para designar al matraz o frasco de lavado.

EL LATÍN DEL DÍA

oleum et operam perdere.

Perder el aceite y el trabajo (Plauto). Los escritores antiguos trabajaban a la luz de una lámpara de aceite, de modo que, si no tenían éxito, perdían el trabajo hecho y el aceite consumido.

Fecha de envío: 
Jueves, 23 de febrero de 2023