LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Lunes, 05 de diciembre de 2022

tinnitus

LA PALABRA DEL DÍA

La cóclea cuenta con diminutas y delicadas células pilosas

tinnitus

Sonido de timbre o zumbido percibido por uno o ambos oídos, de carácter subjetivo, es decir no proveniente de una fuente externa sino generado por el propio aparato auditivo, también llamado acúfenos.

Tinnitus proviene del latín tinnītus  ‘ruido metálico’, ‘tintineo’ probablemente de origen onomatopéyico, mientras que acúfeno nos llegó desde el italiano acufene, y este del griego ἀκούειν (akoúein) ‘oír’ + φαίνειν (phaínein) ‘aparecer’.

El oído interno alberga células pilosas muy pequeñas y delicadas que se mueven cuando llegan los sonidos, lo que causa que el nervio auditivo envíe señales eléctricas que el cerebro interpreta como sonidos.

Un traumatismo de la cabeza puede afectar el oído interno, los nervios auditivos o la función cerebral vinculada a la audición, causando tinnitus que, en estos casos, puede ser de un solo oído. También muchos medicamentos pueden causar tinnitus, que desaparece cuando se suspende su uso.

El sitio especializado en lenguaje médico cosnautas.com sugiere “evitar el uso de este latinismo de grafía extraña” a nuestra lengua, aunque lo cierto es que el vocablo está muy extendido en el lenguaje médico y figura incluso en el Corpus de Referencia del Español Actual (CREA), de la Academia española. El mismo corpus muestra un único caso de acúfeno, procedente de la prensa boliviana.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

pudio, dia

Del latín putĭdus ‘hediondo’.

adj. Hediondo, maloliente.

Non quiso que yoguiessen en tan pudio vallejo, do fazen los diablos mucho sucio trebejo. Berceo. Duelo, v.87a,b.

 

 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿Cómo se dice? «Mirar esto: una dirección de email» o «Mirad esto: una dirección de email».

No solo es más adecuado, sino que es la forma canónicamente correcta en construcciones exhortativas.

En la práctica, los hablantes peninsulares muestran creciente preferencia por el infinitivo en estos casos, pero la forma de imperativo de vosotros se construye sustituyendo la -r del infinitivo por una -d: recordad, venid, estudiad, comed, etc.

El infinitivo va introducido por algún elemento oracional, como otro verbo (caso de perífrasis de infinitivo y locuciones verbales), por una preposición o una conjunción. Ejemplos:

Tenéis que recordar venir pronto. Recordad venir pronto.

¿Vais a ver a vuestra tía?, está muy enferma. Ved a vuestra tía, está muy enferma.

Quisiera recordaros que hay dos facturas pendientes.Recordad que hay dos facturas pendientes.

¿Lo hicisteis para ayudarnos? Ayudadnos, por favor.

Sin embargo, es preciso tener en cuenta que esta preferencia por el uso del infinitivo en lugar del imperativo puede estar indicando un cambio lingüístico que, por ahora, no está consolidado.

EL LATÍN DEL DÍA

verus amor nullum novit habere modum.

El verdadero amor no conoce ningún límite (Propercio).

Fecha de envío: 
Martes, 11 de octubre de 2022