LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Miércoles, 06 de julio de 2022

seguridad

LA PALABRA DEL DÍA

Buscando preservar la seguridad en la internet

seguridad

Estado en el cual los peligros y las amenazas que pueden causar daño físico, psicológico o material son controlados para preservar la salud, la tranquilidad y el bienestar de los individuos y de la comunidad.

El vocablo nos viene del latín securitas, securitatis, formada a partir de securus ’seguro, tranquilo, libre de temores’. Esta última palabra se formó composicionalmente mediante se = sine ’sin’ + cura, curae ’cuidado, dedicación, tratamiento’. "Se" proviene del indoeuropeo swe-’, mientras que el origen de cura, curae se desconoce.
El cambio de significado de ‘libre de cuidado’ o ‘sin cuidado’ a ‘sin necesidad de cuidado’ y luego ‘sin peligro’ ocurrió durante el tiempo de Augusto (27 a. C a 19 d.C.).
En español tenemos también la palabra sinecura, del mismo origen, que significa hoy ‘empleo privilegiado, que requiere muy poco o ningún trabajo’, como ocurre en algunos países con cargos con generosas remuneraciones y poco trabajo, otorgados por gobernantes para favorecer a sus amigos.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Tanque de plástico de 160 litros

nietro

De mietro.

1. m. Medida para líquidos usada aún hoy en Aragón, que equivale actualmente a unos 160 litros.

Aliala […] ii solidos per pescato e ii nietros de vino. Fanlo. Col. dipl. (1064). Lapesa (2003).

 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿Se pone punto entre dos paréntesis seguidos?

Depende del texto. El paréntesis de cierre no tiene la función de punto y seguido ni de punto final, como sí es el caso de los signos de admiración e interrogación de cierre. Esto quiere decir que si el paréntesis de cierre es el final de un enunciado, debe colocarse un punto detrás de él. Por otro lado, entre un paréntesis de cierre y otro de apertura, puede ir cualquier otro signo de puntuación. Sin embargo, es preferible modificar la construcción en los casos de dos paréntesis seguidos, ya que, estilísticamente, no son deseables. Ejemplos: Nació en Córdoba (República Argentina). (No me preguntes cuándo).
De niño, se apasionaba viendo aterrizar y despegar los aviones del aeropuerto cercano a su casa (El Cruce), (el ruido de los motores lo apasaionaba aún más), por eso, cuando creció, a nadie le sorprendió la elección de su profesión.

EL LATÍN DEL DÍA

ut sis nocte levis, sit tibi cena brevis.

Si quieres estar ligero por la noche, haz una cena breve.

Fecha de envío: 
Lunes, 16 de mayo de 2022