LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Miércoles, 28 de septiembre de 2022

acosar

LA PALABRA DEL DÍA

Fotograma del filme "Acoso sexual"

acosar

Significa ‘perseguir a un animal o a una persona’. En los últimos años del siglo xx, se tomó conciencia del fenómeno del acoso sexual, que se define como ‘aquel que tiene por objeto obtener los favores sexuales de una persona, cuando quien lo realiza se halla en posición de superioridad respecto de quien lo sufre’.

El acoso sexual es, sin duda, tan antiguo como la humanidad, pero saltó a la primera plana de los diarios y a los noticieros de actualidad con la emancipación de la mujer, que hoy participa de igual a igual con el hombre en el mercado de trabajo y hace valer sus derechos como nunca antes había podido hacerlo.

Sin embargo, el acoso sexual es una vía de doble sentido, de manera que también los hombres pueden ser víctimas de sus superiores jerárquicas, tal como se muestra en la película Acoso sexual, con Michael Douglas y Demi Moore.

El sustantivo acoso solo llegó al español en la primera mitad del siglo xx, aunque el verbo acosar ya se usaba en nuestro idioma desde el siglo xv. Proviene del castellano antiguo cosso, que significaba ‘curso o carrera’, y que, a su vez, derivaba del latín cursus, con el mismo significado, procedente de currere ‘correr’.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

La ordalía o “juicio de Dios”: si el acusado caminaba sobre brasas o introducía el brazo en agua hirviendo y sanaba en menos de tres días, era declarado inocente.

pena caldaria

1. f. Prueba judicial del agua hirviendo o de las brasas; los que no se quemaban o sanaban rápidamente eran considerados inocentes.

Qui preses fuerunt quando innocens ingresus est ad pena kaldaria. Gordón. Vigil (953). Lapesa (2003)

 

PÍLDORAS DE LENGUAJE

Para citar referencias bibliográficas se emplea habitualmente: op. cit., et ál., ibídem, vid. supra, vid. infra, etc. ¿En cuáles debe emplearse cursiva?. Los documentos que he consultado a este respecto no tienen un criterio unánime. Yo suelo emplear et ál. e ibídem en redonda. Sin embargo, op. cit., vid. supra y vid. infra en cursiva. ¿E in situ? ¿Debe emplearse con cursiva?

Las expresiones latinas que no han sido adaptadas al castellano, así como sus abreviaturas, se escriben en cursiva. La Ortografía de la lengua española (OLE 2010) incluye en su lista de abreviaturas, de las consultadas por usted, las siguientes escritas en cursiva: op. cit.; et. al.; ib., ibid.; vid. Igualmente, aparece la palabra desarrollada ibidem en cursiva, pero puede escribirse su adaptación en español con tilde y en redonda: ibídem.En relación con las locuciones latinas, es oportuno reproducir textualmente lo señalado en la OLE, pág. 612: «[...] ha sido costumbre tradicional del diccionario académico incorporar las locuciones latinas en letra redonda y con las tildes resultantes de aplicarles nuestras reglas de acentuación gráfica. Sin embargo, cuando se empleen en textos escritos en español, lo más adecuado, en consonancia con el uso culto mayoritario, es que las locuciones latinas reciban el mismo tratamiento que las de otras lenguas (v. § 2.1.2) y, por tanto, se escriban en cursiva (o entre comillas) y sin acentos gráficos, ya que estos no existen en la lengua latina».Si se sigue como criterio ortográfico la recomendación académica, se escribirá entonces: in situ; ad honorem.; ad hoc.; ipso facto; vox populi.

EL LATÍN DEL DÍA

prius quam interroges ne vituperes quemquam.

Antes de informarte a fondo, no vituperes.

Fecha de envío: 
Viernes, 8 de abril de 2022