LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Miércoles, 28 de septiembre de 2022

guarida

LA PALABRA DEL DÍA

Iglesia del siglo VII construida por los visigodos en Palencia

guarida

Los guerreros germánicos que invadieron lo que había sido el Imperio Romano de Occidente trajeron consigo sus lenguas y costumbres y, aunque en el caso de Hispania asimilaron rápidamente la lengua y la cultura locales, pero dejaron algunas palabras que se integraron en relativamente poco tiempo a las lenguas de las diversas regiones peninsulares.

En general, se trataba de términos vinculados con la guerra o con la vida cotidiana en el ámbito rural. Guerra, robar, albergue son voces que se fueron abriendo camino entre los hispanolatinos y se adaptaron a los hábitos lingüísticos locales.

Otras, entre muchas, fueron guarecerse y guarida, evidentemente voces que denotan necesidades de guerreros que buscan esconderse o protegerse de sus enemigos. Provienen de la voz germánica warjan ‘apartar’, ‘prohibir'. En el español antiguo había un verbo guarir que significaba justamente ‘proteger, resguardar’ y también ‘sanar’, como en este fragmento de Fernán Sánchez Valladolid en su Crónica de Alfonso X (1340-50, Corde).

Y en este tienpo adolesçio el Rey don alfonso en seujlla en guisa que llego a muerte y veyendo que non podria guarir el jnfante don juan demandole que le mandase dar el rreynado de seujlla y el de badajoz .

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

Joven casadera en la Edad Media

poncella

Del catalán poncella, de origen incierto, probablemente del latín vulgar pŭellĭcella, diminutivo de puělla ‘muchacha’.

1.Mujer virgen.

[...] a manceba fermosa mucho, poncella e non sabia de varon. Almerich. La fazienda de Ultra Mar, p. 46.

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿Cuál de las dos opciones, apuntaros o apuntaos es la correcta, o acaso se pueden usar las dos?

Las dos son correctas, pero en contextos distintos: Apuntaros es una forma de infinitivo (apuntar + os): Chicos, quisiera apuntaros en algún club deportivo.  

Apuntaos es el imperativo de segunda persona plural (vosotros: apunta(d) + os): Chicos, ¡apuntaos pronto, que quedan pocas plazas!  En la oralidad es muy frecuente el uso del infinitivo por el imperativo (apuntaros por apuntaos) de segunda persona del plural; tal uso es gramaticalmente incorrecto y debería evitarse en la lengua esmerada.

EL LATÍN DEL DÍA

reo accusato legitima defensio non est deneganda.

No debe negarse al reo acusado su legítima defensa.

Fecha de envío: 
Miércoles, 12 de enero de 2022