Martes, 21 de septiembre de 2021

testigo

Etimología - El origen de la palabra: testigo

Según el Diccionario es la “persona que da testimonio de algo” o “la que presencia o adquiere conocimiento directo y verdadero de algo”.

Proviene del latín testificāre ‘atestiguar’, que procede, a su vez, del prefijo tris-, de las lenguas prehistóricas indoeuropeas, el mismo que también da origen a la voz inglesa tree ‘árbol’. La idea subyacente hace referencia a un tercero que está al margen de un convenio entre dos personas, como si fuera un árbol, de modo que está en condiciones de actuar como testigo imparcial. Desde los tiempos más remotos, la principal función de los testigos era asegurar la legitimidad de un testamento*: la voluntad expresada ante testigos por una persona para después de su muerte.

De testis provienen también testículo* y detestar, que originalmente significaba ‘expulsar a alguien mediante imprecaciones, poniendo a los dioses por testigos’.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.