Domingo, 28 de noviembre de 2021

televisión

Etimología - El origen de la palabra: televisión

Los nombres de las primeras invenciones de la era de la electrónica, surgidas a fines del siglo XIX y durante las primeras décadas del siglo XX, se formaron, en su mayoría, con palabras tomadas del griego clásico. Como la electrónica permitió hablar con lugares lejanos, ver personas que no se hallaban presentes o paisajes distantes, así como enviar noticias y mensajes instantáneos hacia otras tierras, la palabra griega tele estuvo presente en muchas de ellas, por ejemplo, en teléfono, telégrafo y televisión, a imitación de lo que había acontecido algunos siglos antes con telescopio.

Etimológicamente, televisión significa ‘visión a distancia’, así como teléfono es ‘sonido a distancia’, y telégrafo, ‘escritura a distancia’; en todos ellos está presente el elemento compositivo tele-, correspondiente al adverbio griego tele ‘lejos’, ‘a lo lejos’. Y en el caso concreto de televisión, además se compone de visión, término procedente del latín visio, -onis ‘visión’, ‘vista’, derivado de visus ‘visto’, participio de videre ‘ver’, con origen en el indoeuropeo weid- ‘ver’.

El Diccionario de la Real Academia registró por primera vez televisión en su edición de 1936: “Transmisión de la imagen a distancia, valiéndose de corrientes eléctricas”. En época más reciente, con el surgimiento de las computadoras y de la Internet, ha surgido teletrabajo, para designar el trabajo realizado lejos de la oficina, pero en el caso de la enseñanza, por alguna razón, se ha preferido educación a distancia.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.