Domingo, 28 de noviembre de 2021

tatuaje

Etimología - El origen de la palabra: tatuaje

Esta palabra nos llegó del inglés tattoo, tomada del tahitiano tato ‘tatuar’. Fue registrada por primera vez en Tahití por el inglés James Cook en 1769, durante su viaje a diversas regiones del Pacífico. Entre los maoríes de Nueva Zelanda, se usa el verbo ta con el significado de tatuar y se cree que de allí puede derivarse la voz tahitiana.

El hábito de grabar dibujos en la piel en forma permanente, con tinta o con cicatrices, proviene de la más remota Antigüedad. Una leyenda cuenta que los descendientes de Caín tenían un brazo tatuado. Se cree que ciertas marcas halladas en la piel del Hombre de hielo, un cadáver momificado de hace 5300 años, son huellas de tatuaje; si efectivamente lo fueran, constituirían la prueba más antigua que se conoce de esta práctica.

También se hallaron tatuajes en momias egipcias y nubias de hace 4000 años, y su uso fue mencionado por autores clásicos con relación a tracios, griegos, galos, germanos y bretones. Los romanos tatuaban a criminales y esclavos, pero a partir del advenimiento del cristianismo esa práctica quedó prohibida porque se consideraba que el tatuaje alteraba la creación divina.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.