Domingo, 28 de noviembre de 2021

sincero

Etimología - El origen de la palabra: sincero

Proveniente del latín sincerus, un vocablo propio de la apicultura en su origen, formado a partir de sine cera ‘sin cera’, ‘que no contiene cera’ para referirse a la miel pura, sin mezcla y sin falsificación. Más tarde, se aplicó a otras sustancias por analogía y, finalmente, en sentido figurado, a diversas situaciones en las que cabía la idea de ‘sin mezcla’.

Tito Livio describió en cierta ocasión un combate en el que sólo participaban jinetes como sincerum equæstre prælium (combate sólo de jinetes). Por último, se aplicó a la idea moral de decir la verdad.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.