Domingo, 28 de noviembre de 2021

pro-

Etimología - El origen de la palabra: pro-

El prefijo latino pro- tiene el sentido de ‘ir hacia delante’, como en promover o de ‘saber qué va a ocurrir más adelante’, como en pronosticar, o de ‘dejar algo para más adelante’, como en prorrogar. También puede referirse ‘al que va adelante, a ocupar el lugar de quien estaba allí’, como en procónsul o en prosecretario.

Veamos algunos otros ejemplos:

Profano. Palabra formada por pro- antepuesto a fanum[1] ‘lugar sagrado’, ‘templo’. Profanum era para los romanos ‘el que permanecía fuera de los lugares sagrados por no tener derecho de entrar en ellos’.

Profundo. De profundum, palabra formada por pro- seguido por fundum ‘fondo’, alude a ‘algo cuyo fondo está lejos, alejado de la superficie o de la abertura’.

Promontorio. De promontorium, ‘monte que avanza sobre el mar y sobresale de las aguas’.

Pronunciar. Palabra en la que el prefijo pro- se antepone a nuncius ‘mensajero’, para dar el sentido de ‘hacerse oír públicamente’.

Propagar. El prefijo pro- se antepone aquí a pagare, una deformación de pangere ‘plantar’, ‘fijar en un lugar’. Propagare significó en su origen ‘plantar brotes para multiplicarlos’ y más tarde, ‘distribuirlos uno cerca del otro’. Cicerón y Lucrecio decían propagare genus con el sentido de ‘propagar la especie’. (V. propaganda*).

Protuberancia. Palabra formada con tuber, tuberis ‘excrecencia’, ‘hinchazón’, ‘tumor’.

Nota:[1] Los latinos tenían la palabra templum para denominar lo que nosotros llamamos ‘templo’, en el sentido de un edificio destinado a adorar a un dios. Fanum era más bien un lugar sagrado, independientemente de que allí se hubiera construido o no un templo.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.