Jueves, 28 de octubre de 2021

prestidigitador

Etimología - El origen de la palabra: prestidigitador

Una falsa etimología, no por eso menos difundida, es que prestidigitador proviene del latín præstus ‘pronto’ y digitus ‘dedo’.

En realidad, se originó en el bajo latín præstigium ‘fantasmagoría’, ‘juegos de habilidad manual’ y su derivada præstigiator ‘el que hace juegos de mano’. Sin embargo, el respetado Dictionnaire d’étymologie, de Albert Dauzat, recoge como buena esta falsa versión, que surgió por primera vez en francés en 1829, como prestidigitateur en lugar de prestigiateur. Esta forma fue adoptada en castellano en 1855 como prestidigitador.

En español, prestigio* denotaba, inicialmente, ‘juegos de mano’, como en latín, y más tarde, ‘fascinación o ilusión con que se impresiona a alguien’. Este último significado fue evolucionando hacia el actual, de ‘ascendiente’ e ‘influencia’


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.