Domingo, 17 de enero de 2021

leyenda

Etimología - El origen de la palabra: leyenda

El verbo latino legere significó originalmente ‘recoger, cosechar, robar’, pero con el correr del tiempo fue adquiriendo el sentido de ‘cosechar con los ojos’, especialmente ‘leer’. En el latín medieval, se usó el gerundio de este verbo, legenda, con el significado de ‘algo para ser leído’ y en esa época se aplicaba, sobre todo, a los libros sobre vidas de santos. Como durante la Edad Media las biografías de los santos fueron una mezcla de hechos más o menos comprobados y de fantasías inverificables, legenda fue adquiriendo el sentido que le da hoy la Academia de “relación de sucesos que tienen más de tradicionales o maravillosos que de históricos o verdaderos”. Sin embargo, no olvidemos que las vidas de los santos suelen ser consideradas maravillosas y ejemplares, de modo que esa característica se adscribió al significado de la palabra. Esto ocurrió en forma más acentuada en las últimas décadas, cuando la prensa adoptó el hábito de imponer el adjetivo legendario a personajes que en el pasado, a veces no muy remoto, se destacaron en alguna actividad. Así, se llama hoy legendarios a figuras contemporáneas como Pelé y Maradona o a sujetos famosos desaparecidos hace algunos años o décadas, como Joe Louis, María Félix o el Che Guevara.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.