Domingo, 28 de noviembre de 2021

inocular

Etimología - El origen de la palabra: inocular

Este moderno término médico proviene del latín oculus, que significa ‘ojo’, voz de la que procede también ocular, ‘parte de un microscopio o de un telescopio que queda más cercana al ojo’. Los latinos crearon una metáfora por la que extendieron el significado de oculus al capullo de una flor. Esta metáfora no llegó hasta nosotros, pero sí inoculare, que se usó en latín para designar el acto de injertar el capullo u otra parte de una planta.

El sentido actual de inocular surgió en el siglo XVIII, con las modernas técnicas médicas de introducir (o inocular) antígenos en el organismo humano, aunque al comienzo se refería sólo al virus de la viruela.

Este vocablo llegó al Diccionario de la Real Academia Española en 1803, definido como “comunicar o pegar a otro las viruelas por medio de cierta operación artificiosa”; la edición de 1852 ya admitía la inoculación de virus “de cualquier mal contagioso”, y en 1869 fue reconocida la segunda acepción señalada arriba. Por entonces ya nadie se acordaba del origen vinculado a oculus.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.