Martes, 21 de septiembre de 2021

fantoche

Etimología - El origen de la palabra: fantoche

Se usa para denominar a una “persona grotesca, desdeñable”, “neciamente presumida o estrafalaria” y también un “muñeco grotesco, a veces movido por hilos”, según la definición académica.

Esta última acepción es, probablemente, la más usada hoy en día para referirse, en sentido metafórico, a autoridades de las que se afirma que no actúan de acuerdo con sus propias decisiones, sino como movidas por hilos manejados por personajes poderosos que permanecen en la sombra.

La palabra proviene del francés fantoche, lengua a la cual llegó en 1863 del italiano fantoccio, con el significado de ‘títere o marioneta’, para trasmitir la idea de que un fantoche es un sujeto manejable como un niño. Fantoccio proviene de fante ‘niño pequeño’, ‘infante’ (ver infancia*), derivado del latín infans -ntis ‘mudo’, ‘infantil’, compuesto por la partícula privativa in- y fans, participio del verbo latino fari ‘hablar’.

La Real Academia Española recogió este término por primera vez en su Diccionario de 1925.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.