Domingo, 28 de noviembre de 2021

exquisito

Etimología - El origen de la palabra: exquisito

Calificamos como exquisito algo de calidad extraordinaria o fuera de lo común.

Proviene del latín exquisitus, participio pasado del verbo exquiro, -rere, que significa ‘buscar con diligencia’, ‘obtener aquello que se quiere’, ‘sacar o extraer lo que se quiere’. La palabra está registrada en nuestra lengua por lo menos desde 1438, y así se refiere a ella Antonio de Nebrija en su Diccionario latino-español:

Mas es menester una templança: que ni sean espessas: ni manifiestas:

por que ninguna cosa es mas odiosa que lo exquisito.

El verbo está formado por el prefijo ex- ‘hacia fuera’ y quæro ‘buscar’, ‘procurar’, ‘desear’. En consecuencia, exquisito era para los latinos ‘aquello que había sido buscado con diligencia’, ‘escogido’, ‘distinguido’, ‘excelente’. En otra lengua ibérica, el portugués, esquisito denota, en cambio, ‘algo raro’, ‘fuera de lo común’, ‘excéntrico o que no merece confianza’.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.