Martes, 25 de enero de 2022

estupendo

Etimología - El origen de la palabra: estupendo

El verbo latino stupeo, stupere denotaba ‘estar (o quedar) inmovilizado’, ‘paralizado’, ‘entorpecido’, ‘congelado’. Stupuerunt flumina bruma, decía el poeta épico Valerius Flaccus para significar ‘los ríos se congelaron con el frío’.

Los autores clásicos latinos hicieron metáforas en las que el ‘entorpecimiento’ se convertía en admiración o encanto. Stupere in titulis, escribía Horacio con el sentido de ‘quedarse deslumbrado con los títulos’. Ut terrae stupeant lucescere, decía Virgilio, para expresar cómo ‘la tierra se admira de ver lucir’.

Así el ‘atontamiento’ de stupeo dejó su lugar al matiz de admiración y elogio que damos hoy a estupendo. El significado original se mantuvo, por cierto, en estúpido, procedente de latín stupidus, también oriundo del verbo stupeo.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.