Miércoles, 23 de junio de 2021

elixir

Etimología - El origen de la palabra: elixir

Para los alquimistas, elixir era una especie de palabra mágica que les permitía definir la sustancia esencial de un cuerpo. Roger Bacon creía que el oro disuelto en una mezcla de ácido clorhídrico con ácido nítrico era el elixir de la vida, mientras que otros tomaron esta palabra de origen árabe para designar toda clase de remedios maravillosos capaces de curar un sinfín de enfermedades.

La palabra llegó al bajo latín de la Península Ibérica procedente del árabe el-iksir, usada, precisamente, para referirse al elixir de la vida de los alquimistas, pero los árabes la habían tomado del griego xera (sustancia seca y, más tarde, sustancia esencial de un cuerpo).

La palabra griega dio origen también a otros vocablos, tales como xerox, xerocopia y xeroftalmia. Las dos primeras se refieren al proceso electrostático patentado en 1940 por el físico estadounidense Chester Carlson para la obtención en papel de copias secas, es decir, sin el uso de líquido revelador y fijador que se empleaba hasta entonces. La xeroftalmia (también se admite la grafía con tilde: xeroftalmía), por su parte, designa la dolencia por la cual la córnea se torna opaca, dando la impresión de que le falta irrigación al ojo, aunque esta alteración, en realidad, se debe a la carencia de algunas vitaminas.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.