Viernes, 04 de diciembre de 2020

dromedario

Etimología - El origen de la palabra: dromedario

Proviene del latín dromedarius y éste, del griego dromas ‘el que corre’. Etimológicamente, el dromedario es, pues, un ‘camello corredor’. Con frecuencia este animal, que tiene una sola giba adiposa, es confundido con el camello, que tiene dos; así ocurre, por ejemplo, en los paquetes de cigarrillos Camel, donde, a pesar del nombre de este tabaco, la imagen que aparece es la de un dromedario con su única joroba. La partícula dromas participa también como sufijo en palabras que designan lugares donde se corre, como velódromo, hipódromo, autódromo, canódromo, etcétera. Y también pródromo, que significa ‘el que va delante, el precedente’, y que en medicina se usa para designar el conjunto de síntomas que preceden a la aparición de las manifestaciones clínicas de una enfermedad.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.