Martes, 21 de septiembre de 2021

cínico

Etimología - El origen de la palabra: cínico

Se llama cínico al sujeto desvergonzado o procaz, pero también es el nombre de cierta escuela filosófica que nació de la división de los discípulos de Sócrates, de la cual fue fundador Antístenes, y Diógenes, su más destacado representante.

Como cultores de un riguroso ascetismo, los seguidores de esta escuela nada tenían de cínicos en el sentido actual del término. Los discípulos de Antístenes desdeñaban el lujo y las riquezas, daban gran valor al conocimiento y a la formación intelectual, y se burlaban ‘como perros’ --según una expresión de su época-- de la gente común, de la mediocridad y de las aspiraciones convencionales.

La palabra proviene del griego kyon, que significaba, justamente, ‘perro’, y de allí procede también la voz española can*, que dio su nombre a las islas Canarias. A partir de kyon, se formó la palabra griega kynikós ‘los que se mofan como perros’, que más tarde daría lugar al surgimiento del vocablo latino cinicus, que fue el que, en definitiva, llegó al español, inicialmente con el sentido de ‘burlón’.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.