Domingo, 28 de noviembre de 2021

ambrosía

Etimología - El origen de la palabra: ambrosía

Era el manjar de los dioses del Olimpo, alimento de sabor delicioso que causaba una sensación de extrema felicidad. A los mortales les estaba prohibido comer ambrosía, pues quien lo hiciera se convertiría en inmortal.

Formada por el prefijo privativo am- y brotos, significaba, etimológicamente, inmortal. Tras pasar al latín como ambrosia, llegó sin cambios a nuestra lengua. En 1596, el poeta Bartolomé Leonardo de Argensola escribía:

[...] que sin reparo a Tántalo atormenta con tanto exceso y pena congojosa, porque dio a su mortal turba sedienta néctar con que inmortal vida consiga y ambrosía que hurtó al cielo preciosa.

Sin embargo, en nuestro lenguaje habitual del siglo XXI, más prosaico o, tal vez, menos ambicioso, ambrosía es cualquier manjar agradable, de gusto suave y delicado.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.