Martes, 21 de septiembre de 2021

afable

Etimología - El origen de la palabra: afable

Palabra formada a partir del latín affabil; alude a alguien con quien se puede ‘hablar fácilmente’, ‘de habla agradable’. El vocablo latino se formó a partir del verbo fari ‘hablar’. Del mismo origen es inefable ‘aquello que no se puede expresar con palabras’.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.